Codinse promueve un frente para pedir la reapertura del tren de Aranda

Ayer recabó los apoyos de instituciones provinciales como FES, Cámara y Diputación

La Coordinadora para el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia (Codinse) mantiene su propósito de que la línea férrea Madrid-Aranda de Duero recupere su actividad, actualmente sin uso.

Tras varias reuniones y conseguido el respaldo de los ayuntamientos de toda la comarca, el presidente de Codinse, Jesús López Ramos; y la gerente, María del Mar Martín, mantuvieron ayer un encuentro con representantes de Federación Empresarial Segoviana (FES), de la Cámara de Comercio de Segovia, y de la Diputación provincial para solicitar su apoyo en esta reivindicación. En el encuentro también participaron otros miembros de la Plataforma por la recuperación de la vía férrea Madrid-Segovia-Burgos, en la que se encuentra integrada Codinse.

En la cita, que tuvo lugar en la sede de la FES, la Plataforma expuso las actuaciones llevadas a cabo hasta el momento para pedir que esta infraestructura se convierta en eje de dinamización económica de la comarca y contribuya a fijar población rural.

BENEFICIOS

El presidente de Codinse, Jesús López, tiene claros los beneficios que reportaría la reapertura de la línea férrea que se dejó abandonada y cuya recuperación conllevaría mejoras, no sólo para la provincia de Segovia, sino también para las limítrofes.

Recuerda que se dejó abandonada con la puesta en marcha de las líneas de Alta Velocidad y la llegada de la crisis. Sin embargo, sostiene que llevaría aparejados beneficios económicos porque el grueso de la infraestructura se encuentra ya construido. “El problema es político porque sería una línea rentable”, defiende López a la vez que subraya que el modelo de transporte futuro y que se propone es mixto, para viajeros y mercancías, y que podría estar subvencionada en un 50% por la Unión Europea.

“El mantenimiento hasta ahora ha sido cero”, lamenta el presidente de Codinse. “Dejó de utilizarse y se da la paradoja de que el tren se ha propuesto para uso turístico en el Norte de la Comunidad de Madrid, y a partir de Aranda hacia Burgos sigue en marcha. Ahora el tráfico de mercancías entre Madrid y el País Vasco realiza un rodeo por Ávila, en lugar de cruzar por Segovia, que es la línea más recta, “con 90 kilómetros menos”, espeta López, quien además apunta que este recorrido tiene menos pendientes.

Inversión rentable La gerente de Codinse, María del Mar Martín, recuerda que esta línea férrea podría ayudar a evitar el “desierto demográfico y económico” del Nordeste de la provincia. “Sería una ocasión de oro para invertir en la infraestructura”, agrega en base a que la UE contempla financiar este tipo de inversiones.

De acuerdo con los cálculos elaborados hace cuatro o cinco años, se necesitaban menos de catorce millones de euros para poner en marcha esta línea. Se trata de la más moderna del siglo pasado, pues se abrió en el año 1968, con lo que su ancho y las capacidades de los andenes y las vías permiten un cómodo uso de las estaciones, que se encuentran además diseminadas a lo largo de todo el recorrido.

Siguiendo con sus aportaciones, al parecer esta línea se fue abandonando para justificar su cierre. De hecho no se ha querido reparar el desprendimiento ocurrido dentro del túnel de Somosierra en marzo de 2011. Y el precio del billete del Talgo en su última etapa de funcionamiento triplicaba el del billete de autobús. Además el tiempo empleado en los trayectos también superaba en mucho a los de la carretera. “Pero a una media de 160 kilómetros por hora, este tren permitiría llegar desde el corazón del Nordeste al centro de Madrid en apenas una hora, y evitando atascos en las entradas”, apostilla el presidente de Codinse.

Por su parte, el secretario general de FES, José Luis de Vicente, se mostró también partidario de apoyar e impulsar esta infraestructura: “Nos interesa potenciar aquellas obras que ayuden a fijar población y a generar desarrollo económico en Segovia”.

El próximo paso que dará Codinse, como representante de la Plataforma en Segovia, será reunirse con empresarios de Burgos y del País Vasco para seguir presionando y difundiendo los beneficios de la reapertura de la línea férrea. Confían igualmente en el respaldo que se dará desde la Diputación provincial, cuyo representante, Basilio del Olmo, acudió también el encuentro de ayer.

FuenteF. D. 
Compartir