La Junta tiene ya el Reglamento y las tasas de la estación de autobuses

Luquero reconoce que la terminal es ya estación, “sea la declaración provisional o definitiva, porque cumple todas las condiciones” y se ha trabajado siempre de acuerdo con la Junta

La terminal de autobuses, tras su reforma, puede considerarse estación en todos los sentidos, tenga o no todavía la declaración definitiva como tal. Así lo afirmó ayer la alcaldesa, Clara Luquero, quien recordó que “la reforma que se ha hecho se ha desarrollado de mutuo acuerdo y con el objetivo de que la terminal cumpliera todos los requisitos para ser declarada estación, la obra ya se ha hecho con esta finalidad, por lo que no va a haber ningún problema para conseguir la declaración definitiva”, dijo, y menos después de tener ya la provisional.

Además, añadió que los últimos requisitos que quedaban, que son la aprobación del Reglamento y de las tasas por parte de la Junta, tampoco supondrá ningún problema, puesto que se han desarrollado consultando a los técnicos del Gobierno regional. De hecho, dijo, ambos documentos ya están en la Junta, para que los estudien y hagan las sugerencias o aportaciones que considere necesarias.

En ese momento, el Reglamento tendrá que ser aprobado en pleno —no hay plazo para que la Junta devuelva el documento y presente las sugerencias que deban incorporarse—. En cuanto a las tasas, explicó la regidora que serán aprobadas con el resto de la Ordenanza de Tasas y Precios Públicos de la ciudad.

En cualquier caso, Luquero insistió en que “lo importante era hacer las obras de la terminal para que fuera considerada estación, y así se ha hecho con la colaboración de ambas instituciones, así que lo que se tarde en dar la aprobación definitiva no es importante”.

Y es que, los técnicos de la Junta vinieron y todo está correcto, porque se ha hecho de mutuo acuerdo”, reiteró. En estos temas, según Luquero, “siempre hay que avanzar de mutuo acuerdo, porque es lo mejor para que no se empantanen las cosa, y es lo que hemos hecho. De hecho, ambas instituciones estamos muy satisfechas de cómo ha quedado la estación, así lo manifestó el consejero de Transportes en la inauguración y así lo he manifestado yo también en reiteradas ocasiones, porque las obras dan dignidad al espacio y cumple todos los requisitos para ser una buena estación de autobuses”.

“Lo difícil ya está hecho”, concluyó Luquero, “y sólo habrá que esperar a que vean el Reglamento, por si hay que incorporar alguna sugerencia o recomendación”, sentenció.

FuenteVeronica Labrador 
Compartir