El Ayuntamiento invierte en reparar la calzada de la Artillería 54.000 euros

Los trabajos para eliminar los baches de la calzada se prolongarán por espacio de un mes. La Policía Local realizará un segundo test de tráfico para ampliar la zona peatonal

El acondicionamiento y la reordenación de la plaza de la Artillería es una de las prioridades que el Ayuntamiento se ha marcado para lo que queda de año. En este sentido, la Junta de Gobierno Local aprobó ayer la memoria valorada para llevar a cabo las obras del acondicionamiento parcial de la plaza de la Artillería. “Estamos hablando de la reparación de hundimientos y blandones, es decir, la renovación del pavimento de la calzada en determinadas zonas que están muy degradadas con hundimientos”, explicó la alcaldesa, Clara Luquero.

El presupuesto que se destinará a estos trabajos es de 54.431 y se estima que el plazo de ejecución sea aproximadamente de un mes. Durante ese tiempo, “intentaremos causar las menores molestias posibles a los ciudadanos y lo organizaremos con la Policía Local de manera que no sea necesario cortar el tráfico. Esa es nuestra intención y espero que lo consigamos”, añadió.

Respecto a la fecha en la que comenzarán las obras, aún no está determinada, pero dijo la regidora que “no creo que tardemos mucho, porque por la cuantía es un procedimiento de adjudicación directa, pidiendo ofertas a tres empresas”, por lo que es posible que a finales de septiembre comiencen los trabajos.

También en la segunda quincena de este mes se llevará a cabo un nuevo test del tráfico en torno al Acueducto, para ampliar la zona peatonal y alejar los vehículos un poco más del monumento. “Aunque parecen cosas separadas —explicó Luquero—, todo tiene que ver con el acondicionamiento de ese entorno de la ciudad. Ahora vamos a abordar la reparación de esos blandones, de esos hundimientos, que es imprescindible, nadie lo duda, porque hay hundimientos de gran envergadura que hay que reparar ya; y en la segunda quincena de septiembre la Policía Local hará un nuevo test, ya con los colegios funcionando, para ver cómo se desarrolla la movilidad en la plaza si se amplía la zona peatonal en el entorno del Acueducto”.

Y es que, añadió, “quiero que se haga el test en un momento en el que podamos, de verdad, apreciar sus consecuencias en temporada de máxima movilidad (…) porque hay que testarlo bien antes de tomar una decisión”. Por eso se hará cuando los colegios ya estén abiertos, haya finalizado la época vacacional y la ciudad haya recuperado su rutina habitual.

En cuanto a si se tomarán medidas contra el tráfico más allá de la parte más monumental, la alcaldesa señaló que, “habrá una zona más amplia de alejamiento de los vehículos en la zona de los arcos centrales y menor a medida que nos acercamos hacia la subida de San Juan, porque es necesario que los vehículos puedan girar para subir; o hacia la otra parte, porque tampoco podemos dejar a un barrio sin salida y sin acceso”.

FuenteV. Labrador 
Compartir