Luz en pleno apagón

La Gimnástica Segoviana consigue su primer punto de la temporada frente al Celta de Vigo B en el campo de La Albuera.

La Gimnástica Segoviana sumó su primer punto en la Segunda División B tras empatar con el Celta de Vigo B (0-0) en el campo de La Albuera. El conjunto de Abraham García encontró luz en pleno apagón después de ofrecer un encuentro de menos a más, en el que los gallegos comenzaron con una intensidad arrolladora. Los jugadores gimnásticos supieron competir y amarrar un punto que se presenta crucial para ganar en confianza. El encuentro estuvo marcado por la marcha de luz de un foco y el colegiado tuvo que parar el encuentro durante diez minutos. Tras la reanudación, el cuadro azulgrana, apoyado por su afición, se volcó sobre el área visitante para arañar la victoria.

La Albuera presentó sus mejores galas en las gradas, aunque el estado del terreno de juego se encontró un poco mermado en determinados puntos. Comenzó el duelo y el Celta pronto puso sobre la mesa sus armas. La verticalidad de sus acciones marcó el ritmo de los primeros minutos, dando pocas opciones a la Segoviana. Los espacios propuestos por los locales, a consecuencia de su adelantada defensa, fueron aprovechados por los gallegos como un resorte por hombres de vertiginosa rapidez como Juan Hernández, Drazic o Agus. La profundidad en los carriles, sobre todo en el derecho, fue la via de escape más asequible para los hombres de Rubén Albés y dejaron serias complicaciones a los de casa.

Sufrió en los primeros compases la zaga azulgrana cuando los atacantes del conjunto vigués ganaban la espalda a los centrales. De esta manera, dispusieron de la primera ocasión clara y fue Facundo el que evitó que se inaugurara el marcador. Viendo las complicaciones, Fernán ofreció su juego más defensivo y su colaboración en la creación de primera línea. Se desquitó un poco de la presión la Gimnástica con una internada de Kike en banda que remató el 9 Ayrton.

Los titanes del Celta fueron desarrollando un vertebrado esquema en la medular, pese a que su nivel de intensidad se redujo una marcha. Fue adquiriendo asentamiento el cuadro local y Fernán se echó la iniciativa segoviana a sus espaldas. Una jugada combinada entre Asier, Álex Alonso y Kike sembró un aura de peligro en el área de Sotres al quedar prendido en el aire un balón que no llegó a encontrar un ente remachador.

Tomó insomnio el sistema del filial del Celta y las acciones gimnásticas se fueron blindando con cierto tino a medida que la referencia de Ayrton fue adquiriendo protagonismo. Muy activo en los balones por alto y comprometido en la presión se mostró el ariete del equipo azulgrana, que acusó la falta de insistencia de sus compañeros en ataque, Asier y Kike, cuando encimaba a los centrales rivales, Alende y Costa.

La noche encapotó Segovia y, tras el ecuador, Abraham García introdujo a Chema en el lugar de Anel, que durante la semana arrastró ciertos problemas musculares. El primer reclamo del segundo tiempo llegó con un cambio de ritmo del extremo del Celta Agus en la misma línea de fondo, que aumentó los vértices del tensiómetro del respetable, aunque no encontró destinatario.

La Gimnástica se fue musculando sobre el lienzo de La Albuera y en un disparo lejano de Álex Alonso cogió impulso. Seguidamente Quino cinceló un eslalon sobre la zaga visitante y fue Ayrton el que a punto estuvo de romper la igualada. Albés dio entrada al hispano alemán Dennis Eckert y a Molina por Agus y Pampin respectivamente; y García sacó a Rubén en la posición por Quino.

EL APAGÓN El problema llegó cuando una torreta de luz se fundió y el colegiado paró el encuentro en el minuto 70. Tras unos momentos de incógnita, se reanudó el duelo y la Segoviana salió más centrada que el plantel vigués. Fernán encontró oro después de pedalear en bucle a los rivales y sacarse un disparo desde la frontal del área, pero se marchó fuera.

El cartucho de los cambios por ambos bandos se esfumó con la entrada de Calleja por Asier en los de casa y Riki por Cuco Ros en los de fuera. Las intentonas por los dos equipos se personificaron, pese a quedar anestesiado el electrónico.

El detonante gimnástico llegó con Borja Plaza, que se perfiló al ejecutar un centro y, en su engaño, endiñó un disparo lejano que sorprendió a los componentes del Celta B. Kike, Calleja, Rubén, Fernán y Ayrton esbozaron lo mejor del ataque azulgrana en los últimos cinco minutos, poniendo en pie a la concurrencia. El broche final fue un borrón a la deportividad con una entrada a media altura de Drazic a Kike.

GIMNÁSTICA SEGOVIANA: Facundo, Borja Plaza, Álex Alonso, Javi Marcos, Anel (Chema, min. 46), Manu, Quino (Rubén, min. 67), Fernán, Kike, Asier (Dani Calleja, min. 77) y Ayrton.

CELTA DE VIGO B: Sotres, Cuco Ros (Riki, min, 77), Alende, Costa, Rai, Pampin (Molina, min. 67), Agus (Dennis Eckert, min. 63), Solís, Brais, Drazic y Juan Hernández.

ÁRBITRO: Velasco Arbaiza-Aimar, asistido en bandas por Aostri Durán y Palacios Arrugaeta, del colegio vasco. Mostró tarjetas amarillas a Quino y Ayrton por los locales y a Rai, Alende, Molina y Drazic por los visitantes.

DECLARACIONES DE LOS ENTRENADORES

ABRAHAM GARCÍA: «Espero que el equipo ofrezca la misma respuesta en todos los partidos. En casa me gustaría sumar de tres en tres, pero todo lo que sea puntuar es positivo»

RUBÉN ALCÉS: «En La Albuera va a ser muy difícil puntuar. Sumar siempre es positivo. Hacerlo fuera de casa más. Hemos hecho cosas para ganar el partido, aunque el rival también tuvo sus opciones para ponerse por delante. Nos ha faltado ser más eficaces»

FuenteAlejandro Martín 
Compartir