El Ayuntamiento requiere al hotel Victoria y a la relojería Barrio la consolidación de sus inmuebles

"El proceso de venta forzosa de la parcela del hotel Victoria sigue su lento camino administrativo, que ya veremos dónde acaba", dice Reguera

El Ayuntamiento ha requerido, tanto a los propietarios del hotel Victoria como de la relojería Barrio —ambos negocios situados en la Plaza Mayor y desocupados desde hace lustros—, la consolidación de sus inmuebles, según explicó ayer el alcalde en funciones, Alfonso Reguera.

Esta decisión se tomó tras el derrumbe que tuvo lugar el pasado 20 de julio en el patio interior que comparten dichos inmuebles con otros negocios de la Plaza Mayor, cuando una pared de la relojería se desprendió y cayó a la zona interior, causando una gran alarma entre los vecinos de la zona.

En concreto, según dijo Reguera, “se han hecho dos requerimientos; uno a la relojería Barrio, que es de derribo de unas partes y de consolidación del resto; y otro de consolidación a los propietarios del hotel Victoria”. En este último ya se hizo una consolidación en una parte, “pero había otra parte en la que no estaba terminada, precisamente porque no estaba consolidada la obra del vecino, que es la relojería Barrio”, apuntó.

Independientemente de esto, “el proceso de venta forzosa de la parcela del hotel Victoria sigue su lento camino administrativo, que ya veremos dónde acaba”, añadió Reguera, quien insistió en que “en la parte de fuera no hay ningún problema, los paneles y las zonas que están mal son interiores”.

FuenteV. Labrador 
Compartir