Los bibliobuses llevan más de tres décadas llevando libros a los pueblos

Las diputaciones, entre ellas la de Segovia, sostienen este servicio junto a la Junta de Castilla y León con treinta bibliobuses en la Comunidad que recorren miles de kilómetros

En menos de un mes los bibliobuses recorrerán de nuevo las carreteras de la provincia de Segovia para acercar este servicio de libros sobre ruedas a los pueblos que no disponen de biblioteca pública.

El 11 de septiembre comienza la temporada de bibliobuses en la provincia y los primeros pueblos que recibirán este servicio serán Hontoria, Ortigosa del Monte, Otero de Herreros, Vegas de Matute, Otones de Benjumea, Muñoveros, El Guijar, Caballar, Brieva, Espirdo, Revenga, Navas de Riofrío y La Losa. La extensión de Castilla y León, con casi 100.000 kilómetros cuadrados, y la dispersión de su población, repartida en 2.248 municipios, no es obstáculo para que la lectura llegue a todos los rincones de la tercera región más grande de Europa a través de treinta bibliobuses, tres de ellos en la provincia de Segovia, que recorren cientos y cientos de kilómetros al año para llegar a 1.329 pueblos de las nueve provincias de la Comunidad Autónoma.

Se trata de autobuses especiales cargados con entre 2.500 y 3.500 volúmenes entre libros, Cds, DVDs, juegos de ordenador, revistas y periódicos y que cada día cubren una ruta diseñada con parada en diferentes pueblos, principalmente a las puertas de los colegios o en puntos céntricos para favorecer el acceso tanto de los escolares, en particular, como de los vecinos en general.
Se trata de un servicio que comenzó a funcionar en muchas provincias hace más de 30 años y que se ha mantenidos de manera ininterrumpida por el respaldo de las diputaciones provinciales y el Gobierno autonómico.
De los treinta bibliobuses que recorren el medio rural de Castilla y León, uno de ellos circula por Ávila, con 13 rutas diseñadas que llegan a 66 municipios y que al año recorre unos 15.000 kilómetros, mientras que en Burgos los 60 itinerarios fijados son recorridos por cuatro “bibliotecas sobre ruedas” que llegan hasta 257 pueblos.
Seis son los bibliobuses que recorren la provincia de León y que cubren al año cerca de 114.000 kilómetros para llegar a 421 localidades, donde al año se alcanza la cifra de cerca de 150.000 préstamos, mientras que en Palencia este servicio llega a través tres autobuses hasta 178 municipios.
Hasta 144 salidas al año realiza cada uno de los tres bibliobuses que peina la provincia salmantina para llegar a 188 municipios que carecen de biblioteca estable y que suman 173.000 habitantes pero también a 36 bibliotecas municipales, mientras que otros tres vehículos cargados de libros, revistas y fondos audiovisuales llegan hasta 133 municipios de Segovia con una periodicidad de 21 días, por lo que de esta manera se llega al 85 por ciento de la población segoviana.
La provincia de Soria se organiza en diez rutas para que estas bibliotecas sobre rueda den servicio a los vecinos de 114 municipios, por lo que al año estos bibliobuses recorren unos 70.000 kilómetros, mientras que en Vallladolid cuatro vehículos cargados de cultura y literatura llegan a 153 pueblos a través de nueve itinerarios.
En Zamora este servicio lleva funcionando desde 1981 con cuatro vehículos, de los que tres son bibliobuses que llegan hasta 240 municipios mientras que el cuarto, cargado con unos 4.000 documentos, se dedica a visitar los colegios rurales y organizar actividades de fomento de la lectura y servicio de préstamo e información para alumnos y profesores.
DERECHO A LA CULTURA Estas bibliotecas móviles hacen suyo el lema de que todos los ciudadanos tienen que tener derecho a los mismos servicios y a través de kilómetros y kilómetros sus responsables al volante hacen posible que la cultura y la lectura llegue a cada rincón de la Comunidad.

FuenteEl Adelantado 
Compartir