El sueño del trabajo duro

Ainhoa Atucha llega a la semifinal llegando desde la previa tras superar a bibiane Schoofs.

Las tenistas españolas copan las semifinales del ITF femenino de El Espinar, con una ‘semi’ nacional tras las victorias de Paula Badosa y Ainhoa Atucha, más la ‘habitual’ presencia de Rocío de la Torre, que cumple con su cita en las semifinales del torneo desde que éste se puso en funcionamiento en 2015.

La primera española en salir a la pista fue Marina Bassols para medirse a la turca Ayla Aksu. A la gerundense le pesó el hecho de jugar en la central en los primeros juegos, y en visto y no visto se le había escapado la primera manga por 6/2.

Daba la impresión de que el choque se iba a resolver por la vía rápida, pero la gerundense fue poco a poco a más, y tras recuperar el break de desventaja en la segunda manga, forzó el tercer set tras ganar en el tie break en la tercera ocasión que tuvo.

La guerra de nervios en la que se convirtió el tercer y definitivo parcial fue terrible para ambas jugadoras, que se mostraban absolutamente incapaces de mantener su servicio, llegando incluso a cederlo en blanco en no pocas ocasiones. De esta manera se llegó al empate a cuatro con servicio de Bassols, a la que de nuevo la traicionó el saque, volviendo a cederle la iniciativa a Aksu, que con 5/4 y servicio no desaprovechó la ocasión, cerrando el choque con victoria.

Atucha, a lo grande En la pista 2, Ainhoa Atucha prosiguió con su sueño en El Espinar tras superar a la holandesa Bibiane Schoofs en dos mangas de un encuentro nada sencillo, en el que a la española, procedente de la fase previa, la pesó la presión tanto al principio como al final.

En el inicio del encuentro, Atucha no encontró su ritmo, y se vio rápidamente por detrás, Pero en cuanto la madrileña se liberó de la presión, recuperó el terreno,y forzó una muerte súbita en la que consiguió, no sin mucho trabajo, hacerse con la primera manga.

En el segundo parcial Atucha, con algunos problemas de espalda, forzó la máquina tratando de acabar cuando antes con la resistencia de la holandesa, tocada por la derrota en el primer set, y con dos breaks de ventaja se colocó con 5/2 y servicio para ganar el duelo. Fue en ese momento cuando a la madrileña volvió a sentir la presión, se le encogió el brazo, y ‘permitió’ que Schoofs se acercara hasta el 5/4 con bola al resto para igualar a cinco. Pero Atucha logró templar sus nervios lo suficiente como para ganar su juego, y cerrar el pase a semifinales llegando desde la fase previa.

Badosa, sin problemas Por su parte, Paula Badosa pasó por encima de Harmony Tan, a la que en menos de una hora mandó para casa con un 6/2 y 6/1 que refleja lo que fue el encuentro, con un dominio abrumador de la jugadora española sobre una oponente que no encontró la manera de poner en dificultades el tenis de la semifinalista del Open, que presentó una más que seria candidatura a hacerse con la victoria en el torneo.

De la Torre, a lo suyo De Rocío de la Torre se puede esperar cualquier cosa en El Espinar, como que en la tercera ronda del Open, frente a la cabeza de serie número 3 del torneo, la mexicana Renata Zarazúa, sea capaz de dominar de manera total el partido, hasta alcanzar un más que contundente doble 6/2 en noventa minutos de juego, después de la soberana paliza que se dio menos de veinticuatro horas antes para vencer a Naidenova.

De esta manera, para la jornada de hoy se presentan dos semifinales de pronóstico incierto, con Paula Badosa y Ainhoa Atucha asegurando una finalista española, y Rocío de la Torre aspirando a una nueva final en El Espinar frente a la turca Aksu, cuyo nivel de juego está siendo de lo más destacado en las pistas segovianas.

FuenteJavier Martín  EL ESPINAR
Compartir