Los Granollers siguen

Marcel derrota a Christian Garín en el encuentro suspendido de primera ronda, y Gerard alcanza los cuartos de final superando a Marco Chiudinelli en un partido de alternativas.

Marcel Granollers acabó de un plumazo con todo el ‘mal rollo’ con el que terminó en la jornada del martes, tras ver suspendido su partido ante Christian Garín por falta de luz cuando había conseguido igualar el set de desventaja, y en una reanudación express, dio buena cuenta del tenista chileno en poco más de media hora, tras superarle por 6/4 en el parcial definitivo.

Estaba preparado el cabeza de serie número del Open, que prácticamente desde primera hora de la mañana ya se ejercitaba en la pista de entrenamiento preparando un partido que no se inició hasta bien pasadas las dos de la tarde. Sabedor de que la irregularidad en sus golpes le había pasado factura en la jornada anterior, Granollers se mostró mucho más sólido en su juego de fondo, aunque tuvo una bola de break en contra en el cuarto juego que sacó adelante, mientras que Garín poco a poco se asomaba al abismo, al que definitivamente cayó en el séptimo juego, cediendo la única bola de rotura que tuvo en contra.

Con el break a favor, el tenista catalán se puso el partido muy de cara, y llevando la iniciativa con su servicio no hizo concesiones a Garín, que terminó entregando uno de los partidos más largos de la historia del torneo, aunque no precisamente por el tiempo que ambos jugadores estuvieron sobre la pista.

En cuartos La jornada comenzó con la clasificación para los cuartos de final de uno de los tradicionales del Open, el bosnio Aldin Setkic que tuvo prisa por deshacerse del brasileño André Ghem, y del italiano Matteo Berrettini, que tampoco se encontró dificultades, ni se las buscó, para superar al francés Benjamin Bonzi. Sí las tuvo, y muchas, otro tenista galo, Laurent Lokoli, para superar al portugués Oliveira, que no tuvo lejos la victoria, pero una oportuna reacción del francés cuando lo tenía todo en contra le dio la oportunidad de forzar una tercera manga en la que mandó desde el principio.

Otro de los encuentros que se tuvo que decidir en tres sets fue el enfrentó al pequeño de los Granollers, Gerard, con el suizo Marco Chiudinelli, en un encuentro muy distinto al que normalmente se suelen presenciar en las pistas de El Espinar, puesto que ambos jugadores sumaron hasta veinte puntos de rotura, y que se decantó del lado del tenista español por la tremenda irregularidad del suizo en la tercera manga, en la que concedió su saque hasta en tres ocasiones. Pero Gerard no le fue a la zaga, porque lo cedió en dos. Así cada jugador fue ganando juegos a pares, pasando del 2-0 al 2-2, de aquel al 4-2, posteriormente al 4-4… hasta que Chiudinelli forzó demasiado la máquina, y terminó perdiendo el encuentro.

Así se cerró la jornada individual masculina, que dejará para hoy los últimos encuentros de los octavos de final, con los jóvenes de nuevo tomando el protagonismo, ya que Jaume Munar se las verá con el turco Ilkel, Alex de Miñaur con el egipcio Maamoun, y el canadiense Steven Díez ante el holandés Griekspoor. Para las seis y media de la tarde (si todo va como debe) se ha reservado el partido de Marcel Granollers, que cruzará raqueta con el valenciano Carlos Taberner, otra de las promesas del tenis nacional.

FuenteJavier Martín 
Compartir