De la Torre juega en casa

La tenista madrileña desborda a Vera Zvonareva y avanza con paso firme a octavos de final.

El ITF Pro Circuit vivió la práctica totalidad de su jornada en la pista 3, una de las más visitadas por los espectadores, aunque el encuentro que más atención atrajo de los espectadores fue el que midió en la pista central a la madrileña Rocío de la Torre, campeona de El Espinar en 2015 y subcampeona en 2016, ante la rusa Vera Zvonareva, que fue número 2 del mundo y que intenta volver a los primeros puestos del ránking tras unos años lejos de las pistas.

De la Torre demostró jugar en casa durante una primera manga en la que rápidamente dejó sin opciones a su oponente, ganando los cuatro primeros juegos sin oposición. Cuando Zvonareva se quiso dar cuenta, ya comenzaba a salvar bolas de set, y aunque hubo un atisbo de reacción que llegó hasta el 5/4, finalmente la madrileña se hizo con la primera manga.

En el segundo set hubo bastante más competencia, con De la Torre rompiendo en el primer juego, y Zvonareva reaccionando en el segundo para volver a ceder su saque en el tercero. Así el encuentro se movió en un toma y daca de lo más agradable para los espectadores que en buen número poblaron la pista central del torneo. Zvonareva llegó a colocarse con 6/5 al resto, pero De la Torre consiguió superar el momento de presión, para imponerse en la muerte súbita, y dar así una de las sorpresas de la competición. Las dos tenistas acabaron entre lágrimas, la ganadora por el ‘subidón’ propio de la victoria, y la tenista rusa por el lógico disgusto de quien había venido para ganar y no para caer en primera ronda.

En el comienzo de la jornada, Marina Bassols se convirtió en la primera española en clasificarse para los octavos de final del torneo, haciendo buena la invitación que le dio el Open, tras deshacerse de a griega Papamichail en un encuentro de lo más intenso, puesto que la gerundense se vio con un 6/4 en contra en la primera manga, reaccionando posteriormente para alcanzar un doble 7/5 después de más de 120 minutos de un más que intenso juego.

Quien no pudo alcanzar la segunda ronda del torneo fue Arabela Fernández, que en su partido ante la uzbeka Akgul Amanmuradova no encontró su mejor tenis hasta que no se vio con un set en contra. En la segunda manga la jugadora canaria no estuvo lejos de forzar el desempate del tercero, pero la espectacular tenista de Uzbekistán se terminó llevando el partido en el tie break.

Tras la contundente victoria de la holandesa Bibiane Schoofs sobre la boliviana Noelia Zeballos le llegó el turno a la española Paula Badosa, que tenía por delante un hueso más que duro de roer ante la georgiana Shapatava, cabeza de serie número 4 del torneo. En un encuentro de muchas alternativas, ya que ninguna de las dos jugadoras se mostró contundente con su servicio, fue la georgiana quien se hizo con la primera manga, pero la catalana nacida en Nueva York reaccionó de manera contundente en la segunda manga, llevando el encuentro a un tercer parcial en el que se hizo pronto con el mando, para cerrar el partido con un claro 6/1.

FuenteJavier Martín 
Compartir