Embajador en Oranjestad

David Martín, estudiante de 21 años, promocionará Segovia en la capital de Aruba durante su estancia con una beca Erasmus en este país autónomo de las Antillas holandesas

David Martín Cabezudo (21 años, Valladolid) recibió ayer en la Sala Blanca del Ayuntamiento su acreditación como embajador de Segovia, y su patrimonio histórico y artístico, en Oranjestad, capital de Aruba —país autónomo insular del Reino de los Países Bajos—, dentro del programa de jóvenes embajadores de la OCPM, la Organización de las Ciudades Patrimonio Mundial.
Fue la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, quien le entregó la distinción y comentó que la OCPM, en compensación por esta misión, ofrece “una dotación pequeña, casi da penita decirlo, de 200 euros, pero algo es algo”.
Por su parte, el joven embajador de Segovia en Oranjestad se mostraba muy ilusionado por la posibilidad de vivir esta experiencia. Llegó a la ciudad hace tres años para estudiar Publicidad y Turismo en el Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid y asegura que se siente “totalmente segoviano”, hasta el punto de que cuando le preguntan ahora muchas veces dice que es de Segovia.
“La ciudad me gusta muchísimo, me encanta salir a la calle todos los días, bajar al Acueducto, dar una vuelta hasta el Alcázar, pasear por la Judería… Nadie se arrepentiría de venir y cuanto más gente venga a Segovia por mí me sentiré mejor”, aseguraba ayer acompañado de tres de las embajadoras que ya ha tenido Segovia aprovechando el programa formativo europeo Erasmus y el de la OCPM: Karen Sánchez y Marta Domingo (en 2016) y Mónica Fraile (2015).
Durante su primer año de estancia en la capital segoviana Martín Cabezudo residió alejado del centro pero a partir del segundo ha conseguido vivir en el casco histórico y se muestra encantado con la experiencia. Afirma que, aunque a priori para un recién llegado “lo más sorprendente es el Acueducto, el Alcázar o la Catedral, yo creo que es como un pack, la ciudad entera sorprende, muchas veces nos quedamos en un monumento pero hay que disfrutar la experiencia completa, tienes que quedarte más de un día en Segovia porque hay gente que no pernocta y hay que hacerlo para pasear por las calles de la Judería, dar una vuelta por la ribera del río, por la Hontanilla…”.
Para este embajador del Patrimonio Mundial de Segovia otra de las ventajas es la cercanía de Madrid y, tomando como base la ciudad, acercarse a la Sierra de Guadarrama, a La Granja o a Pedraza, entre otros lugares próximos.
“Segovia tiene mucho que ofrecer e incluso puede que esté infravalorada, es mucho más que el Acueducto, que ya es”, añade.
Karen Sánchez animó al nuevo embajador, asegurando que hará un buen papel y comentó su experiencia en la localidad francesa de Angers y sostuvo que “cuando vas con ganas, con ilusión, se te abren todas las puertas”.
Así, explicó que en Francia no es fácil acceder a un Ayuntamiento pero ella lo consiguió “cuando vieron lo emocionada que estás con tu ciudad”. Por todo eso califica de “bonita” la experiencia de poder mostrar Segovia a la Universidad de Angers, en cursos de Español, e incluso con niños en un colegio de Educación Primaria, “que se peleaban por quien era el primero en pintar el Acueducto con romanos”.
COMPROMISO Los jóvenes que participan en este programa de la OCPM, a la que pertenece Segovia desde 1993, se comprometen a documentarse sobre el lugar Patrimonio Mundial al que representan, así como a contactar con las autoridades en destino, las delegaciones de Turismo, personal docente y alumnado de las universidades donde cursarán sus estudios para realizar presentaciones y otras actividades promocionales de la ciudad de la que son embajadores. Al finalizar su estancia en Aruba, isla de las Antillas holandesas con algo más de 100.000 habitantes, David Martín tendrá que elaborar una memoria.
FuenteGonzalo Ayuso  SEGOVIA
Compartir