Una colilla, posible causa del incendio de Navalilla

El fuego sigue activo, pero controlado

El pánico volvió ayer a extenderse por la comarca de Navalilla, donde se registró el segundo incendio en menos de un mes, después de que el primero obligara a evacuar a algunas personas.

El fuego se inició sobre las 13:20 horas posiblemente en una cuneta de la carretera, donde podría haberse arrojado una colilla. En poco tiempo el fuego se extendió por los pinares de la zona y debido al viento reinante llegó a otros términos municipales en dirección Norte, como San Miguel de Bernuy, Fuentidueña o Fuente el Olmo de Fuentidueña.

Como en la ocasión anterior, varias explotaciones agrícolas estuvieron a punto de ser devoradas por las llamas, pero finalmente se salvaron. El fuego también estuvo a punto de entrar en la empresa Planasa, dedicada a la producción hortícola en Fuente el Olmo.

En las labores de extinción trabajaron tres helicópteros, dos hidroaviones con base en Matacán, varias cuadrillas del Servicio de Medio Ambiente de Segovia, bomberos de Segovia capital, efectivos de Protección Civil de Cantalejo, y numerosos agricultores con sus tractores haciendo cortafuegos.

El delegado territorial de la Junta, Javier López Escobar, se desplazó hasta el centro de mando en Navalilla, para participar en las labores de coordinación junto a los técnicos de Medio Ambiente. Hoy miércoles volvió a visitar la zona, donde comprobó que el fuego seguía activo, pero controlado.

De acuerdo con sus cálculos, ayer ardieron entre 200 y 250 hectáreas de pinar. A última hora de la tarde el fuego estaba casi controlado dado que amainó el viento. La proximidad de los embalses de Las Vencías y Burgomillodo permitió a los helicópteros tomar el agua necesaria para refrescar la zona. Sin embargo se quedaron en el lugar los equipos de guardia ante las previsiones de que por la noche se reavivara el viento.

Como se recordará, el pasado 15 de junio ya ardieron casi 150 hectáreas de pinar en Navalilla en un incendio que estuvo activo durante varias jornadas. Una treintena de vecinos tuvieron que ser desalojados temporalmente de sus viviendas .

Para hoy miércoles existe la previsión de que continúen las altas temperaturas y el viento. De este modo, desde la Junta de Castilla y León se ha recomendado que se extremen las precauciones, en especial a los agricultores, ante las faenas de cosecha, y les recuerdan la prohibición de faenar a menos de 400 metros de zonas de monte en caso de que el viento supere los 30 kilómetros por hora y la temperatura de más de 30 grados. El riesgo de incendio se mantiene en prácticamente toda la provincia de Segovia.

También ayer por la tarde se registró un incendio de pastos en el término municipal de Escobar de Polendos, según informaron los bomberos de Segovia.

FuenteE. A. 
Compartir