Más de 180 belenistas se reúnen en el primer encuentro celebrado en la villa

Cuéllar recibe a miembros de asociaciones de diferentes lugares de toda España que pasan una agradable jornada en la que no faltó la visita obligada a Las Edades del Hombre

Entre los grupos habituales de los fines de semana de la villa, que llegan atraídos por Las Edades del Hombre, la localidad recibió a alrededor de 180 personas con una afición en común, el belenismo. Desde diferentes puntos, los belenistas se acercaron a para celebrar el primer encuentro en Cuéllar, organizado por un colectivo que cuenta unos 125 socios. Como explicó una de sus socias y concejala de Cultura, Sonia Martín, la Asociación de Belenistas de Cuéllar ha sido muy bien recibida entre otras de España y ha llegado con fuerza ante otros colectivos con 50 o 70 años de historia. Los cuellaranos, con tan solo cinco años de trayectoria, ya han conseguido realizar su primer encuentro en la localidad y atraer a gran cantidad de personas. La jornada se les presentó de lo más entretenida, con un programa de actividades repleto. Tras la acogida en el Castillo, por grupos, los belenistas se dividieron para visitar ‘Reconciliare’, como no podía ser de otra manera. Los belenistas cuellaranos se repartieron por dichos grupos para acompañar a los forasteros, que contemplaron la exposición de Las Edades del Hombre. También pudieron disfrutar de la visita teatralizada al Castillo y de otra a las murallas de la villa, todo bajo un sol de justicia que les acompañó durante todo el día.

Tras estas actividades, acudieron al punto de encuentro en el Castillo para hacerse la foto de grupo tradicional, que deja constancia de este primer encuentro. Una comida de hermandad dejó paso a la eucaristía en el Convento de Santa Clara, que en Navidad es epicentro del belenismo y acoge uno de los belenes monumentales que se realizan en Cuéllar por la asociación. Seguidamente, todo el grupo acudió al Convento de la Concepción y recorrió el casco histórico, contemplando monumentos como la iglesia de San Pedro, Santa Marina, la Plaza Mayor, la Capilla de Niñas Huérfanas y, por último, la exposición de belenes situada en la sala cultural Alfonsa de la Torre. Allí se encuentra el Belén Hebreo que ocupó la iglesia de San Miguel las pasadas navidades, acompañada de otros seis misterios y un diorama, todos muy variados y de estilos diferentes.

FuenteC.N.  CUÉLLAR
Compartir