El Ayuntamiento apoya con 7.000 euros el Curso de Pintores Pensionados de la Academia de San Quirce

La cita se celebra cada mes de agosto, desde mitad del siglo pasado, en el Palacio de Quintanar

El Curso de Pintores Pensionados es “una de las actividades más veteranas del panorama cultural de la ciudad, que está con nosotros desde finales de los años 40”. Así define la alcaldesa, Clara Luquero, esta iniciativa que organiza cada verano la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce y que apoyan las instituciones públicas, debido a la relevancia que ha alcanzado con el paso del tiempo.

De hecho, el Ayuntamiento de Segovia aportará este ejercicio una partida de 7.000 euros para el Curso, cantidad que fue aprobada por la última Junta de Gobierno Local. En principio se abonará a la Academia de San Quirce un anticipo del 60 por ciento de la subvención económica aprobada, es decir, 4.200 euros; y una vez justificado el cien por cien de la misma de conformidad y con estricta sujeción a las estipulaciones previstas en el convenio, se librará el 40 por ciento restante, 2.800 euros.

Antecedentes En el año 1919 se inició en el monasterio del Paular la estancia de los pintores pensionados con los mejores alumnos de la asignatura de paisaje impartida durante el curso en la academia de San Fernando. Esta actividad de verano, además de un premio para los seleccionados, tenía como fin el vivir y pintar directamente el paisaje de la Sierra del Guadarrama.

En 1950 los Cursos de Pintores Pensionados se establecieron en la ciudad de Segovia, en el Palacio de Quintanar y, desde entonces, el número de pintores pensionados que han pasado por Segovia supera el millar y entre ellos se encuentran destacadas figuras de la pintura Española moderna y contemporánea, lo que convierte este Curso en uno de los acontecimientos culturales más importante en la historia de la ciudad y de la Comunidad de Castilla y León y el único que se

realiza en todo el país con representación de todas las Escuelas o Facultades de Bellas Artes.

Desde entonces, el número de pintores pensionados que han estado en Segovia pintando su paisaje a lo largo de estos más de sesenta años de existencia supera el millar. Cabe destacar también, para poner de relieve la importancia que tiene este Curso de Pintores Pensionados, que entre los primeros profesores que lo impartieron figuran pintores como Joaquín Sorolla o Gerardo Pérez Villamil.

FuenteV. Labrador 
Compartir