Intrascendente

La Segoviana cierra la liga regular con una derrota en Salamanca.

La Gimnástica Segoviana superó sin más daños que una derrota intrascendente su visita al campo del Unionistas de Salamanca, que demostró jugarse más en el envite que los azulgranas, sobre todo en una segunda parte en la que consiguió los dos tantos, obra de Óskar Martín y Diego del Castillo.

La suerte está echada, y todo lo que llegue será un premio añadido a una temporada redonda en la que la Gimnástica Segoviana ha estado más cerca que nunca de la perfección. El campeón demostró ayer una vez más que lo es por una plantilla amplia, que tiene algo más que un buen once tipo, y que es capaz de afrontar cualquier partido e incluso un play off de ascenso con las mismas garantías, independientemente de quien esté en el terreno de juego.

En Salamanca, el mensaje de Abraham García durante la semana se hizo notar. No quería el técnico que el partido se convirtiera en un mero trámite, y que se perdiera el ritmo e intensidad de jornadas precedentes a una semana de afrontar el verdadero sino de la campaña. Y, aún guardando ases en la manga, su once no desmereció a cualquier otro posible.

Jugó Facundo en la portería, lo hizo Manu en el centro del campo y también Ayrton arriba, dando continuidad el técnico a su gran momento de juego. Tampoco lo tenía fácil su colega en el banco contrario, Astu González. Unionistas, en play off desde hace semanas, afrontaba esta última jornada de fase regular entre dos aguas. Por un lado, pelear por arrebatar la segunda plaza al Atlético Astorga y, por lo tanto, por mayores privilegios en las eliminatorias de ascenso. Y por otro, guardar la ropa para evitar tarjetas que acarrearan suspensión. En este sentido, dejó en la grada a sus dos centrales titulares (Ángel Martínez y Antonio León) y apostó por improvisar con Chamorro formando pareja de centrales con Manu Arias. No tenía ese problema Abraham García, sin jugadores apercibidos, aunque con el precedente del pasado año con la desafortunada expulsión de Anel.

Sin nada que perder ni ganar, empezó mandando la Segoviana que dispuso del balón y las ocasiones en el arranque de partido. Pudo adelantarse a los once minutos, en un balón que golpeó en Fernán tras despeje del meta local y que no encontró portería por centímetros; y pudo hacerlo también en el minuto 25 en un libre directo que el propio Fernán envió al palo.

Aturdido hasta entonces, el Unionistas, con mucho más en juego ya que su puesto en la tabla podía oscilar entre el segundo y el cuarto en función de los resultados, espabiló y pasó a tener más el balón. Suyas fueron dos de las ocasiones más claras de la primera parte gracias a la actividad de Cristo, su jugador más en forma con vistas al play off. En la primera logró recortar a Facundo pero no pudo mantener el equilibrio para que su disparo no se fuera arriba; mientras que en la segunda su centro tocó en Anel y el balón lo detuvo Facundo en la misma línea cuando la grada ya cantaba gol.

Hasta en eso se parecieron ambos equipos en la primera parte, ya que una contra de la ‘Sego’ en el último minuto acabó con Sito Cruz despejando el balón en la raya cuando los visitantes ya se frotaban las manos. Sin duda los dos equipos respondían a las expectativas, en uno de los mejores partidos que podía ofrecer la categoría en este grupo octavo, con buen juego, alternativas, y reparto de ocasiones.

Con los jugadores en vestuarios, nada cambiaba en la clasificación, ya que el Astorga empataba en campo del Villamuriel y el Cristo Atlético –ganando 0-3 en Bembibre- necesitaba de una victoria de la Segoviana para ascender a la tercera plaza. Eran momentos de incertidumbre ya que un gol a favor podía dar a los locales la segunda plaza pero uno en contra le mandaría al a cuarta. En esa tesitura, la salida charra en la reanudación fue mucho más firme y decidida, tomando el toro por los cuernos y yendo a por el partido agarrado al buen momento de Cristo. Así, y poco después de una clarísima ocasión de Manjón, que no llegó al centro de Zubi, el extremeño pudo adelantar a los locales pero no acertó a rematar.

Sí lo hizo, sin embargo, Óskar Martín poco después rematando en semifallo un balón suelto rechazado por Anel que se coló a la izquierda de Facundo. El gol dejó tocada a la Gimnástica, muy inferior en la segunda parte a su rival, que estuvo a merced del empuje local y apenas pudo traspasar el centro del campo para crear peligro. Al tanto de Unionistas le siguió el del Astorga en tierras palentinas, lo que no desmotivó al conjunto salmantino que siguió y siguió empujando en busca de aumentar su renta. Así, y ya sin Cristo en campo, lo consiguió en un saque de esquina botado por Zubi desde la derecha que Diego del Castillo cabeceó sin marca en el segundo palo, prácticamente en su primera intervención en el partido.Con ese segundo gol, que devolvía el 2-0 de la ida, llegaría también el segundo tanto del Astorga, que dejaría las cosas tal y como estaban antes de empezar la última jornada de la fase regular.

Tanto la Gimnástica Segoviana como Unionistas esperan el sorteo de hoy en Las Rozas con las ilusiones intactas. Los de Abraham García, después de firmar una temporada regular brillante, y los de Astu como equipo revelación en su primer año en la categoría en el que no conoce aún la derrota como local.

FuenteÁrea 11  SALAMANCA
Compartir