Domingo García, la tierra que vino de otro tiempo

A 36 Km de Segovia, en plena Campiña, se encuentra la localidad de Domingo García que pese a su bajo número de vecinos (30 en el año 2016) es conocida, y mucho, sobre todo en el plano histórico, por poseer un valiosísimo conjunto de grabados en piedra al aire libre con una extensión de 12 km de largo y casi 2 km de ancho, en el que destacan los que se encuentran en el Cerro de San Isidro.

El conjunto de grabados o Petroglifos (del griego y cuyo significado es: petro-roca y glifo-grabar, cincelar) ubicado en el Cerro de San Isidro, de época paleolítica, Edad del Bronce y Medieval, es tan amplio que sobrepasa su término municipal y llega a los de otras localidades como Bernardos, Miguelañez, Dehesa de Carbonero y Ortigosa de Pestaño.

Aunque dentro de Arte Paleolítico, la imagen más común que tenemos es la de las Pinturas Rupestres en cuevas, estas no son más que una parte del gran número de soportes y lugares que fueron utilizados en aquella época y, los petroglifos son un ejemplo porque vendrían a ser pinturas rupestres que se hicieron al aire libre y que, con el tiempo, han perdido su color quedando, tan solo el picoteado de su contorno como el ejemplo que podemos observar en Domingo García…

FuentePilar de Miguel 
Compartir