Una imprudencia, posible causa del incendio del pinar de Nieva

El siniestro, que aún no ha sido declarado como extinguido, ha quemado alrededor de 400 hectáreas de superficie de pinos resineros y monte, afectando también al término municipal de Nava de la Asunción

Las primeras investigaciones llevadas a cabo por la Junta de Castilla y León apuntan a que el incendio registrado en la tarde del jueves en la localidad segoviana de Nieva pudo deberser a una imprudencia. Así lo ha manifestado, tras la visita al lugar del siniestro, el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, quien añadió que la brigada de investigación de incendios forestales, encargada de analizar el suceso, descarta que el el incendio se debiera a causas naturales, ni que fuera intencionado. “Todo apunta a una negligencia. Hay que tener en cuenta que la ausencia de lluvias y la extrema sequedad de la tierra, pueden provocar sucesos como el registrado en Nieva, a pesar de que se puedan producir por quemas autorizadas”, afirmó el delegado. A este respecto, López-Escobar quiso dejar claro que se están investigando los hechos, “pero no hay ninguna persona detenida”. En cuanto a la superficie afectada por el fuego que comenzó sobre las dos y media de la tarde, la administración autonómica confirma que se han quemado alrededor de 400 hectáreas de pinar resinero, así como de bosque. Del total de hectáreas arrasadas, 120 son de monte público y el resto de particulares. Nieva no ha sido la única localidad afectada, y a pesar de que el foco del incendio estaba más próximo al pueblo de Aldeanueva del Codonal, las llamas llegaron hasta Nava de la Asunción, afectando al mirador de ‘Mesalta’, inmortalizado por el poeta Jaime Gil de Biedma como el ‘mar de pinares’.

Unas 50 personas, entre profesionales de la Junta, de Tragsa, de la Diputación Provincial, Bomberos de Segovia, más vecinos y voluntarios, trabajaron el jueves durante toda la noche y bien entrada la mañana en las labores de extinción del incendio, que aunque controlado, aún no ha sido declarado extinguido. En este sentido, desde la Junta consideran que estará completamente extinguido hasta dentro de unas 48 a 72 horas, como mínimo. Tras los incendios registrados estos días en las provincias de Segovia y León, empiezan a surgir las primeras voces discrepantes con la política de incendios de la Junta de Castilla y León, que los sindicatos CSIF y CCOO y el grupo político Podemos califican de “pésima”.

FuenteJ.H. 
Compartir