La alcaldesa no descarta una intervención para encauzar las corrientes subterráneas en la avenida de la Constitución

Luquero confirma que la adjudicataria de las obras asumirá el coste de la reparación de toda la franja afectada por los hundimientos registrados después del asfaltado

La UTE (unión temporal de empresas) adjudicataria de las obras de la avenida de la Constitución ejecutará finalmente la reparación de toda la franja de esta vía en el margen derecho, sentido bajada, desde la rotonda de la ‘pista’ a la plaza de la Constitución, que es donde se concentran los hundimientos o blandones registrados después de la finalización de los trabajos de asfaltado de la calzada.

Así lo ha confirmado la alcaldesa, Clara Luquero, quien ha informado de que, tras la reunión que han mantenido los responsables municipales con los de las empresas Padecasa Obras y Servicios S.A y Saja Construcción y Desarrollo de Servicios, estas últimas asumen el coste añadido que tendrá esa reparación, ya que las obras no se han recepcionado todavía. Sin embargo, la regidora no descarta que el Ayuntamiento tenga que asumir por su parte una inversión “a mayores” en la avenida “ante la posibilidad de que exista alguna corriente subterránea”.

Se trataría de canalizar o filtrar esas corrientes si finalmente se determina que son las causantes de los movimientos de tierras que motivan a su vez el hundimiento de la calzada. Se sabe que muy próximo a esta zona transcurre el cauce del arroyo Clamores, soterrado, y los geólogos sitúan otros arroyuelos tributarios del mismo entre la calle de José Zorrilla y la avenida de la Constitución, de ahí el origen, por ejemplo, del nombre de la calle de los Arroyos.

La concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras, Paloma Maroto, también apuntaba a esa posibilidad de corrientes subterráneas el pasado mes de febrero, aunque advertía de que se estaban realizando las catas y comprobaciones necesarias para conocer el origen de los problemas.

En ese momento indicaba que no estaba claro que la zanja construida para las redes de abastecimiento y saneamiento en el tramo donde se han registrado los hundimientos estuviera suficientemente compacta pero añadió que se había observado que la aparición de blandones iba unida a momentos en los que se habían producido precipitaciones de lluvia, “lo que hace pensar que haya alguna corriente que puede motivarlos”, dijo.

UNAS SEIS SEMANAS La alcaldesa no ha precisado el momento en el que comenzarán las obras de reparación en la avenida: “No digo exactamente qué día pero se está en ello, y se levantará toda la franja, por lo que parece que tendrán una duración de un mes y una semana”, ha añadido.

Durante la ejecución de las mismas no se cortará la circulación por la avenida pero sí por el carril afectado, por lo que se habilitarán medidas de control del tráfico, con el fin “de perjudicar lo menos posible a los ciudadanos”, según Luquero.

Para la alcaldesa lo importante es que la solución adoptada sea definitiva: “Más vale ir a mayores, lo que no queremos es que se actúe y al mes, o a los dos meses o en seis, vuelva a haber problemas, preferimos ir sobre seguro y de ahí que pensemos en añadir alguna intervención”, ha explicado en rueda de prensa.

FuenteGonzalo Ayuso 
Compartir