Los pacientes segovianos esperan 47 días de media para ser operados

Son 19 días menos que hace un año. La lista de espera se eleva en el primer trimestre del ejercicio a 1.529 personas, más baja que en el mismo periodo de 2016, que cerró con 1.753

Un año lleva ya en marcha en Castilla y León el Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de las Listas de Espera del Servicio de Salud, ‘Perycles’, por lo que puede hacerse ya un primer balance de su funcionamiento. Y fue el propio consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, quien informó ayer sobre los datos de lista de espera quirúrgica en los hospitales de la Comunidad.

Tras estos doce meses de funcionamiento, la lista de espera quirúrgica ha pasado en Castilla y León de los 33.212 pacientes que había a fecha de 31 de marzo de 2016 a los 29.061 en la misma fecha del presente año, lo que supone un total de 4.151 pacientes menos y un descenso del 12,5 por ciento, según los datos aportados por el consejero.

Asimismo, la demora media evoluciona de forma positiva en los hospitales de la región, pues ha bajado un día con respecto a hace un año —pasa de 85 a 84 días de espera— y se reduce en 23 días si se compara con los datos de diciembre de 2016.

Positiva ha sido también la implantación de ‘Perycles’ en Segovia, ya que son 47 días de media los que tienen que esperar los pacientes para operarse en el Complejo Hospitalario, mientras que hace un año eran 66 días, por lo que la demora en los últimos doce meses se ha reducido en 19 días.

De los catorce hospitales que hay en la Comunidad, sólo cuatro tienen un periodo menor de espera: el de Palencia, con 26; el de Soria, con 27; el de Medina del Campo, con 40; y el de Zamora, con 41. El tiempo medio de espera para ser operado en Castilla y León es de 84 días, siendo el hospital de El Bierzo el que tiene mayor retraso, con 151 días.

Además, se ha reducido también durante este año el número de personas esperando una intervención quirúrgica en el Hospital de Segovia, ya que en el primer trimestre de este ejercicio había 1.529 pacientes, frente a los 1.753 que se contabilizaban en el mismo periodo de 2016.

Especialidades Resaltó el consejero de Sanidad que a 31 de marzo no había ningún paciente incluido en Prioridad 1 que llevara esperando para ser intervenido más de 30 días, es decir, un cien por cien de los pacientes cuyos casos clínicos se consideran como prioritarios son operados en plazo. El tiempo medio de espera para operar estos casos graves fue, a lo largo del primer trimestre del año, de 10 días. Sólo en este primer trimestre del año se realizaron en los hospitales públicos de Castilla y León 3.853 intervenciones quirúrgicas de casos englobados en Prioridad 1.

En el caso de los pacientes establecidos en Prioridad 2, es decir, aquellos cuya situación clínica o social admite una demora relativa, el 72,9 por ciento fue intervenido en plazo inferior a 90 días; mientras que el 89 por ciento de los pacientes cuyos casos fueron catalogados como Prioridad 3 —su patología permite la demora del tratamiento, ya que no produce secuelas— fue operado en menos de 180 días.

Por las especialidades, las que tenían una la lista de espera más alta fueron: traumatología, con 8.301 pacientes con una media de 119 días de espera; oftalmología, con 5.432 pacientes y 44 días; y cirugía general y de aparato digestivo, con 5.345 y 76 días. Por el contrario, las que tenían menos personas en lista de espera eran cirugía torácica, con 51 pacientes y una espera media de 13 días; y cirugía cardíaca, con 106 pacientes y 37 días.

Por último, Sáez Aguado también destacó que las suspensiones quirúrgicas se redujeron de un 3,9 por ciento a un 3,7 por ciento en el primer trimestre; que el rendimiento quirúrgico se mantuvo en un 76 por ciento de media; que la actividad quirúrgica global se incrementó en un 1,8 por ciento; y que la actividad quirúrgica concertada se redujo en un 25,8 por ciento, con 1.923 intervenciones menos que en el año anterior.

FuenteV. Labrador 
Compartir