A retomar la senda ganadora

La Gimnástica Segoviana recibe al Atlético Tordesillas en La Albuera, en un encuentro que confía en sumar los tres puntos y prolongar la regularidad que le alza como líder.

La Gimnástica Segoviana recibe al Atlético Tordesillas el domingo a las 17.00 horas. El conjunto de Abraham García quiere retomar la senda de la victoria después de dos jornadas sin ganar, tomando La Albuera como impulso. Lo que entraría dentro del devenir normal de la temporada de un equipo, para la plantilla azulgrana ha supuesto un bache, dado que acumulaba 30 encuentros consecutivos sin conocer la derrota. Los cánones establecidos por el técnico azulgrana aspiran a todo y el punto de partida para volver al camino deseado pasa por el partido de este fin de semana contra el rival vallisoletano.

“La salida a Zamora fue de extrema dificultad y fueron justos vencedores, aunque no merecimos perder. Los jugadores compitieron bien y ahora volvemos a la realidad. Para estos futbolistas estar dos semanas sin ganar es tiempo, aunque no es normal que un club esté 30 enfrentamientos sin perder”, explica García.

Respecto al Tordesillas, analiza: “En su campo es un equipo complicado, pero en los desplazamientos le cuesta amarrar los encuentros”. Para el duelo del domingo el entrenador gimnástico confía en recuperar a “Dani Arribas o a Ivi. Ya se han ejercitado con el grupo y espero contar, al menos, con uno de los dos”. Por otro lado, Domingo y Chupo “arrastran molestias y están en proceso de recuperación”.

EL APUNTE DE QUINO El atacante de la Segoviana Quino habla del momento que atraviesa la plantilla: “Quizás haya venido bien la derrota para bajar la euforia. Ahora estamos trabajando para que vuelvan a salir las cosas y continuar con la dinámica ganadora, sin obsesionarnos”.

ELLAS NO PAGAN Con el eslogan “Ellas no pagan”, la junta directiva de la Segoviana lanza una nueva iniciativa para que las mujeres asistan el encuentro frente al Tordesillas de manera gratuita. Además, las primeras 250 recibirán un obsequio de una empresa colaboradora.

FuenteAlejandro Martín 
Compartir