CCOO renueva su ejecutiva para recuperar la confianza de los trabajadores

Alejandro Blázquez recibe el apoyo mayoritario como nuevo secretario provincial de los representantes de las distintas federaciones del sindicato en el XI Congreso celebrado ayer

El undécimo congreso provincial del sindicato CCOO pasará a la historia no sólo por el relevo al frente de la secretaría provincial y la elección de una nueva comisión ejecutiva, sino también por la catarsis realizada por las distintas federaciones provinciales que lo integran de cara a buscar y aplicar las soluciones que les ayuden a recuperar la confianza de los trabajadores de Segovia.

Con 42 votos a favor y diez en blanco de los 52 representantes de las federaciones provinciales que asistieron al congreso celebrado en los salones del hotel San Antonio el Real, Alejandro Blázquez San Frutos resultó elegido como nuevo secretario provincial, y liderará una ejecutiva que mezcla juventud y experiencia para abordar el reto de resituar al sindicato como primera fuerza sindical de la provincia y recuperar el número de delegados perdidos en los últimos cinco años.

Las federaciones de Educación y Sanidad son las que aglutinan la mayor parte de integrantes de la nueva ejecutiva provincial, formada por María Josefa Santos Revuelta, María Antonia Sanz Martín, María Pilar García Santa María, Margarita Robles Buitrago y Óscar Sancho Rubio. Los seis sindicalistas se pondrán a la tarea desde hoy para revertir la tendencia negativa que ha hecho aumentar la distancia con UGT tanto en representatividad en las empresas como en el número de delegados sindicales.

El informe de gestión que el anterior secretario provincial José Antonio López Morillo presentó ante el congreso no puso paños calientes sobre el problema que aqueja al sindicato. Así, señaló que la crisis económica que obligó a recortar recursos para preparar la estrategia electoral y reforzar la presencia derivó en problemas de coordinación que motivaron una “deficiente atención sindical” que indudablemente pasó factura a la hora de pedir el voto a los trabajadores de los distintos sectores empresariales de la provincia.

López Morillo indicó que en el periodo comprendido entre 2012 y 2015, CCOO pasó de 1.262 delegados sindicales en la provincia a 955, lo que redujo su representatividad del 37,96% al 32,98%; siendo Industria, construcción y servicios los sectores donde se ha acentuado la pérdida de representatividad.

También subrayó la pérdida de afiliación registrada durante este periodo de tiempo, donde el impacto de la crisis económica hizo que CCOO redujera su afiliación a un ritmo que en el año 2013 llegó a registrar hasta 24 afiliados al mes, aunque señaló que a partir de 2014 la tendencia comenzó a tener números positivos.

La estructura sindical de CCOO también se vio golpeada por la crisis con la aplicación de un ERE en la Unión Sindical de Castilla y León, que redujo la jornada de la plantilla y supuso la supresión de varios puestos administrativos y de gestión que mermaron la capacidad de gestión y de atención a los trabajadores.

FuenteM.G. 
Compartir