Los vecinos crean una plataforma contra la planta de residuos

Ya se han recogido más de 800 firmas a través del portal www.change.org

Los vecinos de Aldeanueva del Codonal han constituido una plataforma contra la planta de residuos que la empresa Abersa Gestión de Residuos S.L. tiene previsto instalar en la localidad, según explican en un comunicado de prensa. Los vecinos llenaron la sala de reuniones del Ayuntamiento, unas 150 personas, entre las que se encontraban ciudadanos de localidades también afectadas por la futura planta, como Nieva, Santiuste de San Juan Bautista, Moraleja, Melque, Juarros, Nava de la Asunción, Navas de Oro, Coca, etc. Intervino en primer lugar un vecino de Aldeanueva, que aportó información y datos sobre el seguimiento que se está haciendo del proyecto. A continuación, miembros de la Plataforma ‘No más mierda’ de Fuentepelayo expusieron sus experiencias en la lucha contra una empresa de compostaje similar en su localidad, advirtiendo a los presentes de la grave problemática para la salud y el medio ambiente que acarrea la mala gestión de este tipo de industrias.

Del mismo modo se manifestó el gran número de “irregularidades y deficiencias” que se advierten en el proyecto, tanto en las concesiones, como en la planificación. “El hecho de que el anterior alcalde aprobara el proyecto poco antes de dimitir y que no se siguieran los trámites plenarios habituales, no contribuye a la confianza de los vecinos, que manifiestan sentirse engañados y perjudicados”, afirman. Continúa, por otro lado, la recogida de firmas en www.change.org, que ya cuenta con más de 800 firmantes, a las que aún no han sumado otra gran cantidad recogidas en papel en todos los pueblos afectados. Los vecinos del Aldeanueva del Codonal denuncian la construcción de una planta de compostaje al lado del río Voltoya. La instalación se sitúa a unos 400 metros en línea recta de la ermita de la Virgen del Pinarejo y de la zona de esparcimiento que hay en el pinar cercano. Entre las principales razones por las que el pueblo se opone a la planta, se encuentra el temor a la creación de un foco de malos olores, lixiviados y contaminación aérea, “que afectará a un bello paraje de descanso y esparcimiento”.

FuenteE.A. 
Compartir