Canadá no impedirá la llegada de migrantes desde Estados Unidos

Tillerson y Kelly se reúnen con Nieto, cuando el Departamento de Seguridad ya ordenó comenzar la planificación del muro fronterizo que impida la llegada de inmigrantes

La última decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, dando luz verde a la deportación masiva de millones de migrantes indocumentados, pone a prueba las relaciones entre sus países vecinos, Canadá y México.

Además, las movilizaciones en varias ciudades estadounidenses, en contra de lo que ya se conoce como la ‘ofensiva anti-personas” de Trump, no parece que puedan parar la implacable decisión del presidente que quiere cumplir con una de las promesas electorales que más ampollas levanta entre los defensores de los Derechos Civiles.

Las llamadas ciudades santuario, como Los Ángeles o Nueva York, ya anunciaron a través de sus dirigentes que no acatarán las disposiciones presidenciales. Falta saber si esta vez la Justicia puede parar, de nuevo, una decisión ejecutiva de Trump si se considera que atenta contra algún principio defendido en la Constitución.

FuenteEuropa Press 
Compartir