En busca de la redención

El Viveros Herol Nava apenas ha disfrutado de vacaciones con el fin de mejorar sus resultados

El Viveros Herol Nava apenas ha disfrutado una semana de vacaciones antes de retornar al trabajo de cara a una segunda vuelta de competición en la que el conjunto segoviano tiene depositadas muchas esperanzas, después de un primer tramo de la Liga en la División de Honor Plata que ni de lejos fue la que esperaba la familia navera.

La plaza de descenso que ocupa el equipo de Nava de la Asunción al finalizar este primera vuelta refleja la irregularidad de los de Óscar Perales, sobre todo en unos primeros encuentros que pusieron de manifiesto lo lejos que estaba el equipo del nivel óptimo para competir. Así, Carlos Villagrán, capitán del Viveros Herol, pone de manifiesto que “nuestro arranque de competición fue muy malo, tanto que ha sido el que nos ha lastrado durante lo que llevamos de temporada”. Un punto de catorce posibles encendieron todas las alarmas en el conjunto navero, “pero afortunadamente pudimos corregir aspectos que no estábamos haciendo bien, y por eso prefiero quedarme con el segundo tramo de la liga, en el que sumamos victorias y logramos ser más competitivos”.

Aún así, al equipo no le ha dado para salir de los puestos de descenso al finalizar la primera vuelta, pese a que en algunas jornadas estuvo fuera de esas posiciones, y que de haber conseguido la victoria en la última jornada frente al Cajasur Córdoba el equipo se habría situado de manera más o menos cómoda en mitad de la tabla. Pese a ello, el capitán del Viveros Herol apuesta por mantener la calma, “porque hay que confiar en el trabajo que se hace. Es evidente que esta plantilla no se hizo para estar en los puestos de descenso, pero si iniciamos la segunda vuelta como lo hicimos en la primera van a llegar los nervios, y esos sí que pueden ponernos en dificultades. El arranque de la segunda vuelta va a marcar lo que podemos ser en esta temporada”.

Había muchas expectativas creadas en torno al equipo, pero el tiempo de adaptación de la plantilla “ha sido demasiado largo” afirma Villagrán, que reparte las culpas entre los jugadores y el cuerpo técnico “porque no hay más”. Y es evidente que las derrotas llevan a las dudas “y cuando te llega una mala racha como la que hemos tenido, llegas a dudar de todo, del entrenador, de tus compañeros, de ti mismo, de las zapatillas que llevas… y la verdad es que esas cosas pasan siempre. Ya nos pasó en la campaña pasada con Álvaro Senovilla de entrenador, que no comprendíamos como perdíamos los partidos que en la temporada anterior lográbamos ganar”.

Ser competitivos, la obsesión Ganar es precisamente la obsesión del Viveros Herol Nava, conscientes sus jugadores de que tres victorias consecutivas no solo alejarían al equipo casi definitivamente del descenso, sino que incluso le podrían llevar a pensar en otras empresas. El capitán da la receta para lograrlo, “confianza plena en el trabajo del cuerpo técnico, y unión del vestuario, dos aspectos que ya tenemos al cien por cien. Y después intentar ser competitivos durante todos los minutos de todos los partidos. No puede ser que en algunos encuentros hayamos mostrado un buen nivel, y en otros hayamos bajado tanto que perdamos con mucha claridad. Me doy con un canto en los dientes si conseguimos ser competitivos en todos los partidos, porque si lo logramos no sé en qué posición terminaríamos, pero sí podríamos acabar satisfechos del trabajo”, señala.

En el apartado personal, el capitán navero ha vuelto a una posición, la de central, que no había ocupado en las campañas pasadas, “pero en dos años no se me ha olvidado jugar en esa posición, y me siento con capacidad para dirigir al equipo junto con Simón, que es un tío excepcional. El único problema ha sido que en estas primeras jornadas, ejerciendo de capitán y también de central, he estado muy pendiente de los demás en lugar de estar pendiente exclusivamente de lo mío y que el resto de compañeros estuvieran pendientes de lo suyo. Cuando eso cambió y vimos que lo mejor era que cada uno se responsabilizara de su parcela, las cosas nos han rodado mejor”.

FuenteJ.M. 
Compartir