El Ayuntamiento destina cerca de 60.000 euros a obras para mejorar la accesibilidad

Rebajes y ensanches de aceras, pasos de peatones, rampas y barandillas son las principales actuaciones ejecutadas en 2016

Durante el último año, el Ayuntamiento de Segovia fue realizando obras destinadas a mejorar la accesibilidad en distintos puntos de la capital y es que, a pesar de que la orografía propia de Segovia hace complicado alcanzar una accesibilidad total, desde el Consistorio intentan facilitar en todo lo posible el tránsito de sus vecinos con capacidades diferentes.

Algunas de las actuaciones realizadas se basan en las peticiones realizadas por el Consejo municipal de Accesibilidad que, con una partida cercana a los 22.000 euros, propone aquellas obras que considera prioritarias. A esas actuaciones y a ese presupuesto, hay que añadir el dinero asignado a este tipo de intervenciones por la propia Consejería de Obras y Servicios. En total cerca de 60.000 euros para ejecutar este tipo de trabajos. Rebajes y ensanches de aceras, pasos de peatones elevados, rampas, barandillas y baldosas de botón son las principales obras ejecutadas a lo largo del año 2016.

Entre las aceras mejoradas figuran la situada en la calle Cotos (barrio de la Fuentecilla); la de las calles Vicente Aleixandre y Gil de Biedma, así como los accesos a las plazas Azorín y Valle Inclán, todas ellas en Nueva Segovia; y el enlace peatonal de la calle 3 de abril hasta el centro Antonio Machado. Se ha construido la acera de la calle Camino de la Huerta en su encuentro con la calle Río Cega (San Lorenzo), dejando la zona urbanizada y accesible. En este mismo barrio se ha instalado una barandilla pasamos y un tramo de acera de botón, a lo largo de la calle Riaza para ayudar a los peatones a afrontar la pendiente de esta calle e incrementar la seguridad.

Además se ha actuado en la glorieta del paseo de Santo Domingo-Cardenal Zúñiga-Doctor Velasco mejorando en ella todos los accesos para los peatones. Y una actuación similar se ha ejecutado en la confluencia de las calles Doradores y Tercios Segovianos en el barrio de La Albuera.

También se ha rebajado la acera situada entre las calles Santa Catalina y la avenida Vía Roma y se ha ampliado la barandilla que separa la acera de la calzada para evitar de este modo que los peatones circulen por la carretera con el consiguiente riesgo que entraña para su propia seguridad.

En cuanto a los pasos de peatones indicar que se ha elevado uno en la calle Dámaso Alonso (Nueva Segovia) con el que se facilita el tránsito a la vez que contribuye a reducir la velocidad de los vehículos que circulan por esta vía. Y en el puente de Valdevilla, además de rebajar tres pasos, se ha extendiendo la barandilla de seguridad existente en la zona, sustituido en un tramo de acera las baldosas antiguas por otras de botón y mejorado cuatro rampas. Otra de estas rampas se ha colocado, en otro punto de la ciudad, en el acceso a la Alameda de la Fuencisla.

FuenteEl Adelantado 
Compartir