Navibal, una fiesta para la cantera

Las escuelas deportivas del Nava despiden el año reuniendo a un centenar de niños en el pabellón Pedro Delgado.

El Balonmano Nava puso el broche al 2016 reuniendo a sus diferentes escuelas deportivas en el Pedro Delgado. Alrededor de un centenar de participantes de las categorías prebenjamines hasta infantiles se dieron cita en el pabellón segoviano en la segunda edición del encuentro Navibal. La jornada fue una fiesta del deporte que sirvió de preludio a un nuevo año que se presenta de manera ilusionante con un proyecto que mira de cara al futuro.

Un total de 20 monitores componen el organigrama base del club navero, que encabeza el coordinador Ricardo Margareto. La entidad continúa trabajando por fomentar el balonmano desde las categorías inferiores y, para ello, ha desarrollado un programa de formación de monitores y ha abierto el abanico de su escuela a localidades cercanas a Nava de la Asunción. Además, durante el periodo estival pusieron en marcha un campus de tecnificación que fue acogido con ahínco por parte de las jóvenes promesas.

“Trabajar a bordo de una escuela tan importante como ésta es muy satisfactorio. Cada año son más los niños que deciden adentrarse en el mundo del balonmano y es muy gratificante inculcar los valores de este deporte”, explica Margareto.

La celebración del evento Navibal sirvió para juntar a todos los miembros de cada municipio y rubricar un satisfactorio año para la cantera. Con esta fiesta del club, los niños volvieron a impregnarse del sentimiento navero una vez más en plenas vacaciones de Navidad.

FuenteAlejandro Martín 
Compartir