Las prestaciones por desempleo no llegan ni a la mitad de los parados

Sólo 3.791 personas, el 43,3 por ciento de las que no tienen trabajo, perciben alguna ayuda

El mes de noviembre comenzó con un nuevo aumento del número de parados en la provincia, en concreto con 209 más, por lo que el número oficial de desempleados es de 8.747 según el Ministerio de Empleo. De ellos, son 3.791 los que se benefician de las subvenciones gubernamentales, el 43,3 por ciento del total, lo que significa que más de la mitad de los parados no tiene ninguna ayuda, siendo ésta una de las principales quejas de los sindicatos y los grupos de la oposición —junto con la precariedad y temporalidad de los contratos que se firman—.

En este sentido, desde UGT Castilla y León, por ejemplo, denuncian “el deterioro brutal de las prestaciones por desempleo desde 2010, año en el que con un número de parados similar al actual la cobertura era un 40 por ciento mayor y de mejor calidad. Este descenso del 40 por ciento tiene una doble vertiente negativa; por un lado, socialmente, ya que se deja en la estacada a quienes carecen de los ingresos necesarios para vivir dignamente; y, por otro lado, desde un punto de vista puramente económico, pues ese descenso repercute negativamente sobre un potencial consumo que redundaría en una dinamización económica”.

De las 3.791 personas que percibieron una prestación por su situación de desempleadas en la provincia, 1.771 recibieron una prestación contributiva, con una media de 1.134,95 euros —la partida total destinada por el Ministerio de Empleo al pago de estas ayudas ascendió a 2.010.000 euros—.

Asimismo, 1.600 desempleados se beneficiaron del subsidio por desempleo, con una media de 477,50 euros —el total es de 764.000 euros—; 399 percibieron la ayuda del Programa de Activación de Empleo, con una cuantía media de 431,07 euros —172.000 euros en total—; y 21 participaron en el Programa de Activación de Empleo, al que se destinó una partida de 9.000 euros.

De este modo, según los últimos datos facilitados por el departamento que dirige Fátima Báñez, la nómina de las prestaciones por desempleo ascendió en Segovia a 2.955.000 euros, siendo la prestación media de 751,90

euros.

Destaca también el informe del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que del total de personas paradas que recibió alguna ayuda en la provincia, 797 eran de origen extranjero. De ellas, 577 procedía de otros países de la Unión Europea, mientras que los 220 restantes es de origen extracomunitario.

En cuanto al plazo necesario para el reconocimiento o denegación de las ayudas, el servicio público de Empleo destinó en Segovia una media de 0,53 días, tiempo que sólo fue menor en Guadalajara (0,46) y Palencia (0,37). De hecho, la media nacional para analizar las solicitudes fue de 1,69 días.

FuenteV. Labrador 
Compartir