La tranquilidad, en su mano

Diez de los dieciseis equipos, entre los que se encuentra el Viveros Herol Nava, se mueven en 6 puntos.

Lejos del computo global de los puntos, se encuentra la realidad que enmarca a la División de Honor Plata de balonmano. Tras once jornadas disputadas, los números invitan a hacer una lectura constructiva de la regularidad en la que se mueven diez de los dieciseis equipos que militan en la categoría.

Los cuatro primeros se desmarcan del resto de rivales en este inicio de competición. El arrollador arranque del MMT Zamora le hace comandar la clasificación, con 20 puntos y una sola derrota. A su estela le siguen el Barcelona B, el SD Teucro y el Palma del Río, los tres empatados con 18 puntos.

La mitad de tabla se presenta de manera suculenta para diez clubes. En solo seis puntos se mueven todos estos equipos, donde una victoria les puede poner en lo alto de la tabla y una derrota les coloca en la zona roja de la clasificación.

Es la situación en la que se encuentra el Viveros Herol Nava. Con un irregular inicio de liga ha conseguido encontrar el camino y sumar tres triunfos, pero la derrota del pasado fin de semana ante el MMT Zamora le ha devuelto a la parte baja. Los hombres de Óscar Perales son decimocuartos con siete puntos y la mejor noticia es que el quinto clasificado, el Covadonga, está sólo a cinco. Entre medias se encuentran el Alcobendas, el Cisne, el BMC, el Torrelavega, el Bordils, el Amenabar ZKE, el Alarcos y el Caja Sur.

Otro factor que ha podido marcar el devenir de los primeros trances del campeonato ha sido la pretemporada, pues a medida que van trascurriendo las semanas los conjuntos van a más.

A cuatro partidos del fin de la primera vuelta los movimientos se presentan de manera evidente en las próximas jornadas. Este aspecto tratará de aprovecharlo el Viveros Herol, que buscará encadenar varios triunfos consecutivos antes de que concluya el 2016. El siguiente compromiso será en casa frente al cuadro de Zarauz, el Amenabar, uno de los rivales directos; que de ganarle le empataría y enfilaría así una óptima posición para encarar la mitad de la tabla. La tranquilidad del Viveros Herol Nava, por tanto, está en su propia mano.

FuenteA.M. 
Compartir