Más de once millones de metros cuadrados dejan de ser urbanizables

Casi sesenta parcelas de diecinueve municipios de la provincia pasan a ser calificadas como suelo rústico

Más de once millones y medio de suelo de la provincia han dejado de ser urbanizables con la entrada en vigor de la Ley 7/ 2014, de Medidas sobre rehabilitación, regeneración y renovación urbana, y sobre sostenibilidad, coordinación y simplificación en materia de urbanismo del Estado. Hace dos años, la Junta realizó el recuento de todos los sectores cuya ordenación estaba sin aprobar, para que los ayuntamientos de la Comunidad solventaran esta situación. Aquellos que no lo hicieron en el plazo establecido, recibieron la pasada semana la comunicación de la Junta en la que se informaba que dichos sectores pasaban a ser considerados como suelo rústico.

Los cálculos efectuados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente estiman en 114.926.195 los metros cuadrados de suelo urbanizable de Castilla y León que automáticamente fueron clasificados como rústico común el pasado miércoles, día 19, al no haber aprobado su ordenación en el plazo de dos años que marcaba la Ley. Esta superficie se distribuye en 503 sectores de suelo urbanizable, repartidos en 147 municipios de la Comunidad, y sobre la que había prevista la construcción de más de 90.000 viviendas, que presumiblemente ahora figurarían en el stock de viviendas vacías.

Segovia es la cuarta provincia más afectada por esta medida, con un total de 11.514.364 metros cuadrados desclasificados, correspondientes a 19 municipios con 57 sectores. Destacan los casos de Palazuelos de Eresma, que con dos sectores afectados por la Ley suma 4,3 millones de metros cuadrados desclasificados como urbanos; de El Espinar, que tiene 17 sectores afectados y una superficie total de 1.956.850 metros cuadrados; de Santa María la Real de Nieva, que pierde 1.319.700 metros cuadrados divididos en dos sectores; de Riaza, que suma 1.267.603 metros cuadrados afectados en cinco sectores; o de Condado de Castilnovo, en el que han pasado a ser rústicos 1.162.000 metros cuadrados.

En el resto de las localidades que no solventaron este trámite, los sectores que pasan a ser rústicos tienen una superficie menor. Es el caso de Gomezserracín, con 210.000 metros cuadrados afectados; Cantalejo (199.127); Ayllón (168.085); Sepúlveda (146.069); Martín Muñoz de la Dehesa (124.000); Trescasas (110.000); Boceguillas (96.320); Sanchonuño (87.400); Villeguillo (82.523); Nieva (76.337); Cantimpalos (71.530); Chañe (46.900); Santo Tomédel Puerto (45.844); y Hontanares de Eresma, que con 22.805 es el municipio con menos superficie desclasificada.

FuenteV. Labrador 
Compartir