Soda con sabor segoviano

Gaseosas Olmos es la única empresa segoviana dedicada a la producción de bebidas carbónicas tras desaparecer las numerosas industrias que hubo por toda la provincia

Desde las gaseosas y sifones en envases reutilizables de la posguerra a las sodas más actuales, Gaseosas Olmos ha conseguido sobrevivir en un mundo dominado por las multinacionales. Enrique Olmos, tercera generación de esta empresa familiar, relata el devenir de una marca con apellido muy segoviano.

Gaseosas Olmos es una empresa familiar segoviana de bebidas ubicada en Fuentepelayo. Comenzaba su andadura hace más de 60 años, en concreto allá por el año 1947, cuando lanzaban sus primeras gaseosas bajo la marca que hoy pervive: Olmos, apellido familiar de estos empresarios.

Los envases reutilizables y la amplia oferta de empresas del mismo sector en la provincia marcaban esa época de carencias en la que productos como la gaseosa o el sifón (agua de seltz) se convertían en los productos líderes de consumo, solos, o mezclados con vino, un producto por aquel entonces, mucho menos sofisticado que en la actualidad. Pero los tiempos han cambiado mucho y, hoy en día, la innovación y la competencia con grandes empresas marcan una actualidad en la que Gaseosas Olmos es la única empresa del sector que sobrevive en la provincia de Segovia.

La llegada de los vinos más sofisticados —que ya no se mezclan con gaseosa o sifón—, la evolución a productos ya mezclados (tintos de verano o cerveza con limón), y la popularización de nuevos cócteles o combinados con bebidas espirituosas (como el afamado Gin Tónic), son las circunstancias hacia las que mira Enrique Olmos, que lleva al cargo de la empresa desde el año 2013.

“Actualmente producimos gaseosa, limón, agua del seltz, tónica en varios formatos de cristal y pet”, explica. “Nuestra novedad es un sifón de envase pet con sabor a tónica especial para el mercado italiano, en concreto para el Spritz, con gran aceptación en ese país”, añade Enrique Olmos, que representa la tercera generación de esta familia (su abuelo Simón Olmos y su padre Pedro Olmos, estuvieron al cargo antes).

“La empresa tiene actualmente el sello de calidad de Tierra de Sabor. Somos la primera empresa de gaseosa con este sello en Castilla y León. Nuestra filosofía es mantener la máxima calidad a un precio justo” afirma Enrique Olmos.

Exportación Aunque su mercado más activo se encuentra en la provincia de Segovia, también llegan a otras provincias cercanas. Cuentan con algunos distribuidores por la zona, y Parma y Bolonia, en Italia, han supuesto su salto al mercado internacional: “Fruto de la colaboración con una empresa italiana en el sector de la gran distribución surgió YourSeltz, un sifón sabor tónica especial para el combinado Spritz, típico italiano, enviando el primer tráiler en enero de 2014, actualmente se han enviado más de 200.000 sifones”.

De cara al futuro, Enrique sigue trabajando en la apertura de nuevos mercados (la internacionalización está entre sus prioridades) y en la innovación y mejora de productos, formatos y canales distribución: “El futuro siempre es un reto, la constante evolución del mercado con la aparición de múltiples franquicias o los grandes almacenes especiales para la hostelería nos hacen mirar hacia otras formas de distribución y comercialización. La apertura de nuevos mercados es vital para la continuidad y crecimiento de la empresa”. Y ahí siguen, dando guerra y ofreciendo un producto que consigue fidelizar clientes y cuya tradición y buen hacer se adapta a las necesidades del mercado mirando, incluso, más allá de nuestras fronteras…

Desde luego que, con este calor, bien apetece tomar una ‘soda’ fresquita y si es segoviana, mejor.

FuenteHenar López 
Compartir