El Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 destina a la provincia 4,4 millones

Acuerdos. La Consejería de Agricultura inició ayer en Segovia la firma de los convenios con los cuatro grupos de acción local para la aplicación del ‘Leader’

El Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 destinará a la provincia de Segovia 4,4 millones de euros, que se distribuirán entre los cuatro grupos de acción local (GAL) segovianos: Aidescom, Codinse, Honorse-Pinares y Segovia Sur. La Consejería de Agricultura y Ganadería comenzó ayer en Segovia a firmar los convenios con los 44 grupos de acción local de Castilla y León para que puedan publicar las convocatorias para la presentación de proyectos productivos por parte de los promotores privados, con un presupuesto total para este programa de 130 millones de euros. Se trata de proyectos que contribuyen a la creación, consolidación y mantenimiento del empleo.

La primera firma se llevó a cabo ayer en la Delegación Territorial de la Junta con la presencia de la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, que suscribió un convenio con los cuatro GAL de la provincia mediante el cual se inicia la aplicación de la metodología ‘Leader’ en Castilla y León para poner en marcha las estrategias de desarrollo local en aplicación de la medida 19 del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, una rúbrica que continuará a lo largo de estos días por el resto de provincias de la comunidad con los 44 grupos existentes.

A partir de ahora podrán comenzar a desarrollarse proyectos a través de la Asociación Intermunicipal para el Desarrollo Local en la comarca de Santa María La Real de Nieva (Aidescom); de la Asociación Coordinadora para el Desarrollo Integral del Nordeste de Segovia (Codinse); de Honorse-Tierra de Pinares (comarca cuellarana) y de Segovia Sur. La consejera explicó que se ha aprobado una dotación inicial del 40 por ciento del total de fondos previstos para el periodo 2014-2020 y que en el caso de los grupos de Segovia beneficiarán a casi la totalidad de la provincia, ya que engloban a 243 municipios. Estos fondos se distribuyen de la siguiente manera: Aidescom, que acoge a 68 localidades, recibirá 1.080.041 euros; Codinse, con 51 núcleos rurales, percibirá 1.122.537 euros; Honorse-Pinares, con 57 localidades contará con 1.133.743 euros; y Segovia Sur, con 49, percibirá 1.081.107 euros.

Esta asignación de fondos tiene prevista su ejecución hasta el 31 de diciembre de 2018 y, en base a ella, cada grupo de acción local realizará las convocatorias de ayudas en aplicación de la metodología ‘Leader’ conforme a sus estrategias. “A partir de 2018 se realizará una nueva asignación similar a la anterior, con la que los grupos podrán continuar financiando proyectos”, afirmó la consejera.

Este nuevo marco incluye novedades como un mayor porcentaje de fondos destinados a proyectos de tipo productivo y, además, se incorporarán iniciativas de cooperación entre grupos e iniciativas propias de los GAL. La Consejería actuará de forma proactiva para derivar proyectos a los grupos, así como facilitando la financiación a los promotores.

Se primarán aquellos proyectos que generen el máximo número de puestos de trabajo en el medio rural, incorporando a la actividad laboral a jóvenes, mujeres y personas con difícil empleabilidad y se pondrá en marcha un nuevo sistema de gestión que permitirá financiar proyectos de hasta un millón de euros —hasta ahora el máximo eran 250.000 euros— que podrán recibir hasta el 35 por ciento de subvención a fondo perdido. Para el resto, la Consejería se compromete a ayudar a buscar las mejores vías a través de avales y préstamos con el menor cargo de intereses posible.

Entre las novedades se encuentra además la agilidad de gestión, de forma que los GAL no tendrán que anticipar la financiación pública de los proyectos de los promotores, sino sólo certificar la ejecución. Una vez certificada, los grupos recibirán de la Consejería de Agricultura la financiación pública necesaria para que sea transferida a los promotores, evitando así el endeudamiento de los grupos.

La Consejería desarrollará, también, una estrategia de diversificación rural para coordinar actuaciones entre los grupos de acción local y ADE Rural, de forma que se puedan optimizar todos los recursos disponibles para poder sacar adelante el mayor número de proyectos, buscando inversiones vinculadas al sector primario y no deslocalizables.

FuenteJuana Hita 
Compartir