La empresa gestora del vertedero incumplía hasta seis normativas

Una semana después de que se declarase el fuego, siguen sin determinarse las causas

La empresa que en el año 2013 llegó a Seseña a petición del Ayuntamiento para gestionar los cinco millones de ruedas del cementerio de la localidad que está ardiendo desde el pasado viernes incumplía hasta seis normativas de distinto rango, según un informe del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de 2013.

Según dicho informe, esta empresa con sede en Mislata (Valencia) y denominada Desechos y Gestión de Ruedas Iberia SL realizó a requerimiento del Ayuntamiento una serie de actuaciones toda vez que la autoridad judicial declaró abandonados estos neumáticos.

Dichas actuaciones, autorizadas por el Gobierno autonómico en 2013, fueron entre otras reparación del vallado perimetral, desbroce de vegetación, ampliación de las calles interiores o roturación del terreno.

La Guardia Civil consideró en su momento que, debido a que la empresa que gestionaba el espacio no presentó a su requerimiento la documentación pertinente, se entendían por incumplidas hasta seis normativas vigentes.

Por un lado, la ley de Residuos y Suelos Contaminados, al carecer de un archivo físico o telemático donde se recoja por orden cronológico la cantidad, naturaleza, origen y destino de las ruedas; además de un Decreto de 1961 que aprobaba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, por no tener licencia de actividad para este efecto.

También contravenía, según el informe del SEPRONA un Decreto Legislativo de 2010 por carecer de Licencia de Actividad para este cometido; así como la Ley de Protección Civil de 1985 por carecer de un plan de autoprotección.

Igualmente, incumplía la ley de Industria del año 1992 por tener residuos debajo del tendido eléctrico de alta tensión; y la ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1995 por no tener un plan específico.

En todo caso, explica la Guardia Civil, tanto las ruedas como las irregularidades ya estaban allí mucho antes de la llegada de esta empresa valenciana a su gestión.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, contestó al alcalde de Seseña, el ‘popular’ Carlos Velázquez, que el Gobierno autonómico no había recibido ninguna información de su Ayuntamiento aconsejando el cierre de los colegios de la localidad hasta que no haya una solución al incendio de neumáticos.

Así reaccionó en rueda de prensa a unas palabras anteriores del primer edil, que acusó a la Junta de no poner medidas a un “caos educativo” que, a su juicio, existe en el municipio.

Por otro lado, varios vecinos están haciendo un llamamiento a la población de Seseña para acudir este domingo 22 de mayo al Palacio de Fuensalida, sede de la Junta de Castilla-La Mancha, a una concentración en señal de protesta por la gestión derivada del incendio.

FuenteEuropa Press  
Compartir