Herrera destaca el talento de la región para afrontar nuevos retos

El presidente de Gobierno autonómico entregó los Premios de Castilla y León 2015. Herrera resalta sus “brillantes trayectorias” de trabajo, de superación y de éxito profesional

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, expresó ayer su convencimiento de que la comunidad autónoma de Castilla y León tiene los recursos, la capacidad y la oportunidad para seguir creciendo y mejorando y para afrontar con coraje sus problemas, retos y desafíos.

Esta fue una de las principales reflexiones del presidente de la Junta durante su intervención en el acto institucional del ‘Día de la Comunidad’, que se celebra hoy, festividad de Villalar de los Comuneros, en el que insistió en “lo mucho que se necesita” impulsar la ética de hacer bien las cosas en un mundo aturdido por los grandes y veloces cambios y globalizaciones económicas y tecnológicas.

Herrera puso como ejemplo a seguir a los ocho galardonados en los Premios Castilla y León 2015, de los que destacó sus “brillantes trayectorias” de trabajo, de superación y de éxito y su “excelencia personal” en ese empeño por hacer las cosas bien, un estímulo, según sus palabras, para luchar frente a cualquier reto o dificultad y ganar un futuro mejor.

El presidente destacó de los ocho premiados —el montañero abulense Carlos Soria, en Deportes; la palentina Águeda de la Pisa, en Artes; José Carlos Pastor, en Investigación Científica y Técnica e Innovación; Luis Díaz González de Viana, en Ciencias Sociales y Humanidades; Grupo Siro, en Valores Humanos y Sociales, y Arcadio Pardo y Luis López Álvarez, en Letras— unos valores que se centran en el hombre, la tierra, la voluntad y la creación.

En el caso concreto de los fundadores de Grupo Siro, Herrera reivindicó su ejemplo para que Castilla y León crea en lo “mucho y bueno” que tiene para se lo crea “un poco más”, para reconocer además el “pacto de sangre” que representó la solución que dio este grupo alimentario a la crisis galletera que vivió Aguilar de Campoo en 2003. “Ellos estaban ahí para estudiar sus posibilidades de crecer y diversificarse, y de mantener el empleo en peligro.

Asimismo destacó el discurso del escritor, filólogo y antropólogo Luis Díaz en el que describe que la región depende de sí misma desde el convencimiento de que lo que empobrece a la sociedad es tragarse sus propios clichés.

FuenteEuropa Press  
Compartir