El Parlamento Europeo inicia la ayuda para los refugiados de Grecia

El pleno aprobó el desbloqueo de 100 millones para asistir a los atrapados en el país heleno

El pleno del Parlamento Europeo dio ayer luz verde al desbloqueo de un primer tramo de ayuda urgente de 100 millones de euros para asistir a los refugiados atrapados en Grecia; si bien los eurodiputados reclamaron un fondo permanente que permitiera garantizar este apoyo dentro de la UE sin necesidad de modificar los presupuestos ya cerrados. Estos 100 millones de euros formarían parte de un paquete más amplio de hasta 700 millones de euros diseñado por la Comisión Europea a principios de marzo, y procederán del Fondo de Asilo, Migración e Integración y no del presupuesto previsto para la ayuda humanitaria al exterior.

El objetivo será financiar la ayuda alimentaria, asistencia sanitaria de urgencia, alojamiento, suministro de agua potable, saneamiento e higiene, protección y educación. En su voto en Estrasburgo (Francia), los eurodiputados aplaudieron la medida pero consideraron que debería contemplarse “un marco jurídico y presupuestario más sostenible”, con el objetivo de facilitar en el futuro movilizar la ayuda humanitaria dentro de la UE.

El ponente del informe adoptado por la Eurocámara, el ‘popular’ portugués José Manuel Fernandes, lamentó sin embargo que la respuesta a la crisis humanitaria en Grecia se afronte con un mecanismo “ad hoc, creado sin una estrategia integral”.

Por otro lado, el pleno también dio su visto bueno a una partida adicional de dos millones de euros para costear la contratación de más personal en el Centro Europeo de Lucha contra el Terrorismo de Europol.

Por otro lado, el presidente del Consejo europeo, el polaco Donald Tusk, alertó ayer del aumento del número de refugiados que tratan de llegar a la Unión Europea cruzando el mar Mediterráneo, tras el cierre de la ruta de los Balcanes, por lo que pidió medidas para evitar que se traslade la crisis migratoria de los desplazados.

“En los Balcanes actuamos demasiado tarde y hubo que cerrar fronteras interiores, por eso es necesario cooperar con Italia y Malta, para evitar que este escenario se repita”, indicó durante una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo, en la que justificó el acuerdo alcanzado entre la UE y Ankara para deportar a Turquía a todos los inmigrantes y demandantes de asilo llegados a Grecia.

Tusk quiso así recalcar que la ruta de los Balcanes “no es la única” y que otros países en el Mediterráneo necesitarán la “cooperación y solidaridad” del conjunto de los Estados miembros. “Piensen en la ruta del Mediterráneo central, el número de migrantes que se acumulan en Libia es alarmante y debemos prepararnos para ofrecer ayuda a Italia si la pide”, continuó.

El exprimer ministro polaco hrecordó que la situación en Libia es muy distinta a la de Turquía, por lo que no será posible negociar con un acuerdo como el de Ankara.

FuenteEuropa Press  
Compartir