Una mirada al arte

La gallega Cristina Otero y el italiano Valerio Bispuri protagonizan las dos nuevas exposiciones que acoge el Palacio de Quintanar, dentro del certamen ‘SegoviaFoto’

El Palacio de Quintanar vuelve a presumir de arte, gracias a las dos nuevas exposiciones que acoge dentro del IX Encuentro de Captadores de Imágenes ‘SegoviaFoto’ que organiza la Asociación Fotográfica Segoviana (AFS). Se trata de las muestras ‘Mirada interior’, de Valerio Bispuri, y ‘El poder de la mirada: autorretratos’, de Cristina Otero, que permanecerán abiertas al público hasta el 1 de mayo.

La gallega ofrece una colección de retratos en su exposición. Imágenes cargadas de emociones y sentimientos que la joven fotógrafa muestra en comunión con sus modelos y que hablan por sí solas. A pesar de su juventud, la obra de Cristina Otero ya figura en importantes colecciones de Alemania, Canadá, Reino Unido, Brasil y España.

Por su parte, el italiano Valerio Bispuri recoge en ‘Mirada interior’ algunas de sus fotografías más significativas tomadas en América Latina, ofreciendo una aproximación a la compleja realidad de este continente. Durante 10 años, el fotógrafo y reportero recorrió las cárceles de América del Sur retratando a sus habitantes, sus dificultades y sus esperanzas. En la muestra también se incluyen imágenes de los estragos del paso del tifón más fuerte de la historia de Filipinas, de la vida de los gitanos en campamentos de Bosnia e Italia, así como de las situaciones de los inmigrantes en el corazón de Campania.

Estas exposiciones, inauguradas el pasado viernes, se suman a las cuatro que se pueden visitar desde la semana anterior en el Palacio de Quintanar: ‘Deja que tus dedos vean’, de Conchi Trinidad; ‘Gradiva’, de Jesús Labandeira; ‘Regalo de confianza’, de Marta Areces, y ‘Erotomanía’, de José Magano y Andrés López.

‘SegoviaFoto 2016’, que contará en esta edición con un total de doce exposiciones, gira este año en torno al lema ‘Contemplum’, un término que con el que se hacía referencia a la plataforma situada delante de algunos templos paganos desde la que se escrutaba el horizonte. Así pues, el sentido amplio del término, ‘con-templum’ es ‘mirar a lo lejos’ tanto en referencia a lo espacial como a la profundidad del ser.

FuenteEl Adelantado  
Compartir