La jornada continua se extiende por los centros docentes de la provincia

Todos los colegios y centros rurales tienen el horario único a excepción de cinco de los cuales tres abordan este año el proceso de modificación para concentrar las clases en la mañana.

Desde que hace 18 años comenzara a aplicarse la jornada continua en Segovia, todos los cursos se han registrado peticiones de cambios de horario y en la actualidad es el modelo organizativo dominante, del que tan solo cinco centros públicos se quedan al margen. Esta cifra, además, puede cambiar el próximo curso escolar, ya que tres centros educativos están en proceso de tramitación del paso del horario partido, de mañana y tarde, al concentrado, solo de mañana.

En la capital las excepciones se sitúan en los centros concertados Maristas y Claret. En la provincia “prácticamente la totalidad de los Centros de Educación Infantil y Primaria y Centros Rurales Agrupados tienen ya jornada continua”, informa la Dirección Provincial de Educación, precisando que “solamente Riaza, Ayllón, Prádena, Torrecaballeros y Boceguillas tienen todavía jornada partida”.

De estos cinco centros educativos, tres, concretamente Prádena, Torrecaballeros y Ayllón, van a intentar conseguir la jornada continua este año de cara al próximo curso 2016-2017. Para ello, entre otros requisitos, se les pide un porcentaje del 67% de los padres a favor del cambio y “otras veces que lo ha intentado se han quedado muy cerca”, apuntan fuentes de la Junta.

El procedimiento de autorización de modificación de la jornada escolar en los centros sostenidos con fondos públicos de Educación Infantil y Primaria se regula por la Orden 7 de febrero de 2001 de la Consejería de Educación de Castilla y León, y por la Orden de 26 de diciembre de 2003, por la que se modifican algunos apartados de la anterior. Según estas normas se consultará a madres, padres o tutores sobre su conformidad en la modificación de la jornada escolar. Para que la modificación se considere aprobada por ellos, deberán participar en la consulta un mínimo de dos tercios del total del censo y dar su conformidad dos tercios de los participantes. El Consejo Escolar del centro, en sesión extraordinaria, someterá a votación la aprobación del Proyecto de Modificación de Jornada Escolar. El proyecto se considerará aprobado con el voto favorable de la mayoría absoluta del total de sus miembros.

El proceso comienza en el mes de octubre con la comunicación del director del colegio a la Dirección Provincial, continúa con la elaboración del Proyecto de Modificación de la Jornada Escolar en el primer trimestre del curso, la comunicación a todos los sectores de la comunidad del Proyecto de Modificación, en diciembre, la reunión del claustro para votar en enero y en ese mismo mes se debe hacer la votación de los padres. A partir de ahí la solicitud se remite a la Dirección Provincial que debe emitir un informe y una propuesta de autorización al director General de Planificación y Ordenación Educativa de la Consejería de Educación que dictará la pertinente resolución por un período inicial de dos cursos.

En la jornada escolar continua las actividades lectivas semanales se realizarán en horario de mañana. Las actividades extraescolares se organizarán en horario de tarde y serán de oferta obligada para el centro y voluntarias para los alumnos. La orden regional marca que “la organización del tiempo de tarde debe estar planificado y coordinado desde el Proyecto Educativo teniendo en cuenta las peculiaridades propias del centro y su contexto. Podrán implicarse no sólo profesores y padres sino también instituciones, ayuntamientos, entidades culturales y deportivas”.

FuenteP. Bravo 
Compartir