El CEO La Sierra celebró unas jornadas de concienciación sobre discapacidad visual

El programa ‘Todos iguales, todos diferentes’ incluyó cuatro talleres sobre movilidad, juegos de mesa, balones y braille

El CEO La Sierra de Prádena celebró la semana pasada unas jornadas orientadas a la sensibilización de la comunidad educativa sobre la discapacidad visual. Con el nombre ‘Todos iguales, todos diferentes’ se desarrollaron una serie de actividades en las que se contó con la colaboración de todo el claustro de profesores y personal y recursos de la ONCE. La iniciativa partía de dos premisas: la primera, la reciente incorporación de un alumno con discapacidad visual; la segunda, el férreo compromiso de toda la comunidad educativa del CEO La Sierra con la formación integral del alumnado.

A finales de septiembre los profesores participaron en un taller de la mano de Pilar Gil, coordinadora de la ONCE, para comenzar a conocer algunas de las dificultades a las que se enfrentan las personas invidentes.

Tras esa experiencia inicial, ,a jornada de la semana pasada arrancó con una primera actividad, que consistió en trabajar los eslóganes de la jornada: ‘todos iguales, todos diferentes’ y ‘antes de… ponte en mi piel’. Para ello se repartieron cinco letras por cada clase para ser decoradas y recortadas, para pegarlas juntas en un mural; se reflexionó de forma grupal sobre los dos eslóganes en el gimnasio y se conformaron los grupos (cada uno de ellos englobaba a alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria), con el fin de obtener una mejor colaboración).

Cada grupo pudo disfrutar de los cuatro talleres ofertados. Uno de movilidad, que consistió en ofrecer algunos conceptos básicos sobre las personas con discapacidad visual, así como recordar las normas de movilidad que se deben mantener en el CEO: se cierran puertas, no se dejan las mochilas ni otras cosas en el suelo, se sube por la derecha y se baja por la izquierda. A continuación se realizaron dos circuitos en los que los lazarillos y los bastones blancos permitieron orientarse a los alumnos. Otro taller fue de juegos de mesa: parchís, damas, ajedrez, dominó y cartas, con materiales del ONCE.

También se realizó un tercer taller de balones sonoros que permitieron jugar al fútbol con lazarillo y tratar de detener el balón con los ojos tapados. Y en el taller de braille, el colegio visionó el corto ‘El color de las flores’, con el fin de mantener un pequeño coloquio. Después se dividió el grupo en dos niveles: uno de Infantil hasta 3º de Primaria, con una infografía de sistema Braille, en la que se reconocieron letras y formaron sus nombres, y el otro, de 4º de Primaria hasta 4º de ESO, que con la ayuda de la pizarra digital se descubrió la información básica sobre el sistema Braille.

FuenteE. A. 
Compartir