La Junta paga a centros privados por plazas que tienen libres los públicos

La Plataforma por la Escuela Pública asegura que solo en la ciudad de Segovia se “despilfarran” tres millones de euros cada curso por los conciertos que establece la Administración.

La Plataforma por la Escuela Pública, Laica y Gratuita de Segovia asegura que los conciertos educativos cuestan en la ciudad de Segovia tres millones de euros al año. Un dinero que, en opinión de este colectivo, “se despilfarra” ya que viene derivado del dinero que paga la Junta de Castilla y León a empresas privadas por servicios que tiene disponibles y sin utilizar en la red pública.

Los representantes de la plataforma que reúne a una docena de organizaciones presentaron ayer un informe que muestra la existencia de 1.307 plazas libres en los centros públicos de la capital, de las que 771 corresponden a escuelas y 536 a cursos de Educación Secundaria. “Son 31 unidades (grupos de alumnos) de Primaria y 18 de Secundaria que estamos pagando en la privada y podríamos acoger en la red pública existente”, señaló la portavoz del grupo, Belén Calvo, pidiendo a la sociedad segoviana que muestre su rechazo a la “política de privatización” de la Consejería de Educación. “No podemos permitir que se malgaste el dinero de los contribuyentes, pagando a empresas por un servicio que tenemos, de calidad, en la red pública”, insistió Belén Calvo.

Con datos de los Presupuestos Generales del Estado, los representantes de la plataforma de educación indican que cada unidad escolar concertada cuesta a la Administración 37.077 euros y cada grupo de Secundaria entre 53.773 euros y 60.718 euros (primer y segundo ciclo), por lo que “en Segovia pagamos 2.179.820 euros”. A este montante añaden 950.189 euros que es el dinero que cuesta a las familias segovianas llevar a sus hijos a los colegios Claret, Maristas, Madres Concepcionistas y Cooperativa Alcázar.

Coste para las familias

Esta segunda estimación se basa en un estudio del Observatorio por la Educación de IU que cifra en 1.500 euros el coste de una plaza en centro privado, en concepto de donación o pagos voluntarios. En la pública el coste familiar es de 822 euros.

Para la plataforma segoviana es inadmisible que se mantenga la doble red sin necesidad y poniendo en peligro la estructura oficial. Sus integrantes critican que la Administración “deje caer” la amenaza de cerrar colegios de la ciudad por falta de matrícula mientras paga por un servicio que debía tener un papel subsidiario y nunca de sustitución. “Sobran los conciertos, no los centros públicos”, manifestó Belén Calvo que ayer estuvo acompañada por Ángel Galindo, Mario Vázquez, Leticia Álvarez, Elisa Calatrava, Ángel Luis Fernanz y Agustín Canales.

En sus exposiciones, los representantes de estudiantes, profesores y padres denunciaron la alta implantación que la contratación de servicios educativos por parte de la Administración tiene en España. “En la UE de los 28, los centros concertados alcanzan una implantación del 6,5%, en España es del 22,6%” comentó Belén Calvo.

En Segovia, donde a diferencia de otras ciudades de la región hay dominio público, el margen se está estrechando. Según los datos que maneja la Plataforma el 59 por ciento de los niños en edad escolar acude a un centro público y el 41% a uno concertado.

FuentePuri Bravo 
Compartir