Las estaciones de esquí confían en salvar la campaña con actividad hasta Semana Santa

La Pinilla se ha visto obligada a cerrar 18 días durante la temporada por las fuertes rachas de viento, un hecho que no se recordaba en muchos años

Las estaciones de esquí segovianas afrontan el final de la temporada de nieve confiando en salvar la campaña con sus instalaciones abiertas hasta las vacaciones de Semana Santa. Los responsables de La Pinilla y Navacerrada esperan que el tiempo permita mantener las pistas en las mejores condiciones para esquiar. Un año más la temporada ha sido irregular. Desde el punto de vista meteorológico, la campaña ha sido mala, ya que a falta de nieve, la lluvia y el viento han hecho acto de presencia numerosos días. En este sentido, el gerente de La Pinilla, Ángel González, explicó que el viento ha obligado a cerrar esta temporada el complejo de Cerezo de Arriba durante 18 días, un hecho histórico que no se recordaba hacía muchos años. En total, La Pinilla ha cerrado 38 días en lo que va de campaña, por lo que las condiciones meteorológicas no han sido las mejores.

Sin embargo, La Pinilla prevé obtener similares resultados a la pasada temporada, gracias a la actividad comercial de su equipo. Ángel González destaca la estructura comercial planteada por La Pinilla desde hace dos años, con ofertas en los forfaits, actividades dirigidas a grupos, a colegios, etc., que salvará la presente campaña. A pesar de que las previsiones económicas apuntan a que la facturación bajará cerca de un 10 por ciento en comparación al año pasado, los resultados en relación a hace tres años darán una facturación superior en un 30 por ciento. El intenso trabajo que el equipo de La Pinilla desarrolla desde hace unos años en las instalaciones de Cerezo, con inversiones en infraestructuras y una buena estrategia comercial está dando resultados.

La Pinilla aguantará “como titanes”, en palabras de su gerente, hasta que el tiempo lo permita. De momento, son 9 los kilómetros esquiables que ofrece la estación, que permanecerá abierta hasta que cierren las últimas pistas, como Mirador, Pinilla y Gran Plató.

Por su parte, el jefe de explotación de la estación de Navacerrada, Rubén Álvarez, califica la presente temporada de esquí de buena, con numerosas nevadas, complementadas por los cañones de nieve artificial. Navacerrada ha registrado un gran movimiento de esquiadores este año, con una mayor afluencia de aficionados al esquí. “La estación va fidelizando sus clientes, y gracias a las mejoras introducidas en las instalaciones y a las ofertas de temporada, la campaña está funcionando”, explica.

En cuanto al final de la temporada, Rubén Álvarez confía en matener abierto hasta la Semana Santa, aunque todo dependerá de las condiciones meteorológicas.

Mientras que La Pinilla cerrará la temporada con una estimación de unos 50.000 esquiadores, en Navacerrada las cifras también serán elevadas, ya que casi todos los fines de semana la estación ha contabilizado unos 1.000 forfaits al día, que es la capacidad total de las pistas de esquí.

Más de 1.000 kilómetros esquiables en toda España

Las estaciones de esquí españolas ofrecen este fin de semana 1.029 kilómetros de pistas esquiables, lo que representa cerca del 90 por ciento de la oferta total de pistas (1.157 kilómetros).

Según el parte de nieve de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), la mayor superficie esquiable está en Formigal (Huesca), con 130 kilómetros de pistas y 3,20 metros máximos de espesor; en Baqueira-Beret (Lleida), que cuenta con 120 kilómetros con un espesor de 3,35 metros, y en Sierra Nevada, con 105 kilómetros y dos metros y medio.

En el Sistema Central, La Covatilla (Salamanca) abre con 26 kilómetros y dos metros y medio de espesor, Valdesquí (Madrid) con 22 kilómetros y 1,45 metros, Valdezcaray (La Rioja) con 13 kilómetros y un metro, La Pinilla con 6 kilómetros y 60 centímetros y Navacerrada con 4 kilómetros y 1,40 metros. El centro de esquí nórdico de Navafría ofrece también 12 kilómetros de pistas abiertas, con un espesor de 20 a 70 centímetros de nieve primavera.

Además, en el Pirineo catalán, Masella cuenta con 74 kilómetros y 1,90 metros de espesor, La Molina con 61 kilómetros y 1,90 metros, Port Ainé con 25 kilómetros y 2,40 metros, Espot con 24 kilómetros y 2,40 metros, Vallter con 10 kilómetros y un metro, Nùria con 7 kilómetros y un metro y Tavascán con 5 kilómetros y tres metros.

FuenteJUANA HITA 
Compartir