Susana Weich, premio Agapito

La etnomusicóloga argentina, a la que España acaba de reconocer la doble nacionalidad, ganadora del 18 Premio Europeo de Folclore que lleva el nombre del maestro Marazuela.

Susana Weich Shahak, etnomusicóloga argentina a la que España acaba de reconocer la doble nacionalidad, engrosa desde ayer el selecto listado de ganadores del Premio Internacional de Folclore “Agapito Marazuela”, convocado por la asociación cultural “Ronda Segoviana’.

En un acto celebrado en el ‘Salón de la Chimenea’ del Ayuntamiento de Segovia, con presencia de la concejala de Cultura, Clara Luquero, el presidente del jurado, Joaquín González-Herrero, justificó el fallo en la dilatada vida profesional de Weich dedicada al estudio de la cultura sefardí. “Ha recogido infinidad de canciones sefardíes que estaban dispersas por los cuatro rincones del mundo”, aplaudió González-Herrero, para después explicar que a todos los lugares donde fueron a parar los judíos españoles tras el decreto de expulsión de 1492 ha viajado Weich. Y entrevistándose con esos judíos de la diáspora, la etnomusicóloga ha recopilado una vasta colección de romances y canciones que es, para González-Herrero, “una obra de una dimensión cultural extraordinaria”. “Ella nos ha posibilitado recuperar una parte de nuestra identidad, de nuestro ser”, señaló González-Herrero, defendiendo a continuación que los judíos obligados a partir a otros lugares “eran tan españoles como los que se quedaron”. En ese sentido, el discípulo del maestro Marazuela sostuvo que, con el Premio Internacional de Folclore, “Segovia satisface una deuda contraída con una comunidad maltratada por las circunstancias históricas”.

El presidente de “Ronda Segoviana”, Carmelo Gozalo, consideró que la concesión del premio a Weich, quien desde 1958 reside en Tel Aviv (Israel), supone “internacionalizar” el galardón y, por la categoría de la ganadora, reafirma la relevancia del “Agapito Marazuela”.

Aunque, de inicio, la entrega del premio estaba prevista para el 15 de marzo, problemas de agenda de Weich han obligado a retrasarlo al 5 de abril, en un acto que tendrá lugar en San Quirce.

FuenteGuillermo Herrero 
Compartir