Corea del Sur, el gran objetivo

Pyongyang recomienda a los extranjeros abandonar el país vecino ante la posibilidad de que se inicie una guerra en la península, mientras el Gobierno de Seúl prevé un ataque inminente

A pesar de que muchos apuntan a que el principal objetivo de un posible ataque nuclear norcoreano sea la base estadounidense en la isla de Guam, ayer el régimen de Pyongyang mandó un importante aviso, al llamar a todos los extranjeros en Corea del Sur a abandonar este país ante el riesgo de que estalle un conflicto militar entre ambas naciones.

Así, un portavoz del Ejecutivo de Kim Jong-un indicó que todas las organizaciones, empresas y turistas foráneos deberían informarse sobre la presencia de refugios y preparar planes de salida inmediata del territorio vecino, un anuncio que bien podría interpretarse como una advertencia cada vez más seria de que la principal ofensiva caería sobre suelo surcoreano.

Este aviso se suma al realizado la semana pasada por el régimen comunista, que instó a la comunidad internacional a cerrar sus embajadas y evacuar al personal diplomático residente en Pyongyang, al no poder «garantizar su seguridad» a partir de hoy. Eso sí, por el momento, todas las delegaciones permanecen en la capital.

Mientras tanto, el Ejecutivo de Seúl insistió en que prevé que sus vecinos lancen esta misma semana un misil con un radio de entre 3.000 y 4.000 kilómetros desde una rampa móvil en la costa este norcoreana, después de que hace unos días las tropas del Norte trasladasen dos proyectiles de medio alcance a esa zona.

Por su parte, y ante la creciente amenaza de que se inicie un conflicto militar en la península, el Ministerio de Defensa de Japón desplegó varias unidades de Patriot PAC-3 en la sede de dicho departamento y en dos bases del Ejército en Tokio y en la prefactura de Chiba.

Esta medida se suma a la colocación, hace unos días, de destructores Aegis en el mar de Japón para monitorizar un posible lanzamiento de artefactos balísticos norcoreanos y se produce un día después de que Pyongyang reiterase su amenaza de atacar las bases militares que Estados Unidos posee en el país nipón. Todo ello derivado por la decisión del Gobierno de Shinzo Abe de prorrogar dos años las sanciones contra el régimen comunista.

FuenteAGENCIAS 
Compartir