Venezuela se rinde a Chávez

La Constitución establece que el sucesor del jefe del Ejecutivo debe ser elegido en las urnas en un plazo máximo de un mes. Maduro y Capriles se perfilan como candidatos.

Después de una noche de llantos y recuerdos al recién fallecido presidente, los venezolanos salieron ayer a la calle para rendir un homenaje póstumo a Hugo Chávez durante el cortejo fúnebre que, al son del himno nacional y cantos marciales, recorrió Caracas desde el hospital castrense donde murió el pasado martes, hasta la Academia Militar, lugar en el que se instalará la capilla ardiente, que permanecerá abierta a la ciudadanía hasta mañana, cuando se celebren los funerales de Estado en memoria del líder bolivariano.

En la marcha participaron simpatizantes del difunto mandatario y funcionarios públicos que recibieron horas libres para sumarse al acto. Muchos de ellos llevaban las tradicionales camisetas rojas, el distintivo de los militantes del chavismo.

«El pueblo está contigo, comandante», gritaban los seguidores del fallecido con evidentes muestras de dolor, y agradeciendo las misiones sociales que puso en marcha su Gobierno para atender a los mas pobres.

El vicepresidente y ahora mandatario en funciones, Nicolás Maduro, encabezó la comitiva, a la que también se sumaron el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y varios ministros. Además, la marcha contó con la presencia del dirigente de Bolivia, Evo Morales, uno de los primeros líderes internacionales en llegar a Caracas para asistir a los homenajes póstumos.

El recorrido fue transmitido por radio y televisión, encadenadas para mostrar el acto oficial, lo que interrumpió una programación mediática de por sí cambiada por respeto al mandatario. Desde el martes, la radio dejó de transmitir música para cubrir sus espacios con piezas sacras.

De hecho, el Gobierno decretó siete días «de memoria» para el comandante en el país, una iniciativa secundada por otras naciones latinoamericanas, como Brasil, Chile, Argentina, Ecuador o Bolivia, que impusieron tres jornadas de duelo.

¿y ahora, qué?

El fallecimiento de Chávez abre un escenario de incertidumbre en Venezuela, con un mandatario, Nicolás Maduro, no solo no elegido en las urnas, sino ni siquiera legitimado por la Constitución. La Carta Magna establece que se convoquen comicios con un plazo máximo de 30 días en ausencia del presidente y descarta que el vicepresidente pueda ser nombrado jefe del Ejecutivo, sino que debería ocupar el cargo el líder de la Asamblea, Diosdado Cabello.

Sin embargo, el propio Chávez anunció en diciembre que delegaba en Maduro e, incluso, pidió a la sociedad venezolana que eligiese a su número dos, en caso de que a él «le ocurriese algo».

La oposición, dividida, aún no tiene un candidato designado para la cita con las urnas, aunque Henrique Capriles podría repetir.

FuenteAgencias 
Compartir