Las dos caras de una misma moneda

Descubren una placa en la Casa de la Moneda para conmemorar la vinculación histórica entre la Ceca segoviana y la austriaca de la ciudad tirolesa de Hall

Una placa conmemorativa, colocada en la fachada de uno de los edificios de la Casa de la Moneda, recuerda desde hoy la estrecha relación numismática e histórica entre la ciudad de Segovia y la de Hall en Tirol, la urbe tirolesa donde se fabricó, a finales del siglo XVI, el ingenio de acuñar monedas a rodillo que se instalaría en la Ceca segoviana.

Al acto acudió una amplia representación del país centroeuropeo, encabezada por el embajador de Austria en España, Rudolph Lennkh; e integrado, entre otros, por la alcaldesa de Hall en el Tirol, Eva Posch, el Conde Karl Khevenhüller-Metsch (descendiente del embajador de la corte de Viena en la España de Felipe II, el conde Hans Khevenhüller) y el director del Instituto Histórico Austriaco, Karl Rudolf. Además del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, al acto también acudió el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, el secretario general de la Subdelegación, Fernando de Antonio, además de numerosos miembros de la corporación municipal, como Jesús Postigo (PP) y Luis Peñalosa (IU).

En su intervención, Arahuetes repasó los episodios históricos que unieron a ambas ciudades en el siglo XVI y cómo sus Cecas habían experimentado a lo largo de los siglos acontecimientos paralelos, de un cierto olvido hasta desembocar en sendos proyectos de rehabilitación, acabados en los últimos años. En declaraciones a los periodistas, después de descubrir la placa junto a la alcaldesa de Hall, Arahuetes resaltó que “son dos Cecas hermanas, tuvieron un pasado esplendoroso, y ahora han sido recuperadas, la de Segovia un poco más tarde (…) sus vidas son paralelas y nuestras relaciones, sobre todo a partir de 2003, son estrechas y muy fluídas”.

FuenteSA 
Compartir