La marea verde llega a Segovia

Más de 500 docentes solicitan la camiseta que se ha popularizado en Madrid en contra de los recortes en materia educativa.

La marea verde que se ha extendido en los últimos meses por la Comunidad de Madrid en contra de los recortes en Educación llegará en breve a Segovia, donde más de 500 docentes han encargado ya sus camisetas verdes.

El símbolo de la protesta contra los recortes en Educación, la camiseta verde, se dejará ver por primera vez el próximo Martes de Carnaval, según explicaron ayer representantes de la Plataforma por la Escuela Pública, que aclararon que tomarán parte en el desfile de Carnaval, con la camiseta y un birrete de cartulina, como una comparsa más.

Tras esa primera aparición, la Plataforma no descarta la convocatoria de nuevas medidas de protesta, “en función de cómo evolucionen los posibles recortes”, medidas a las que invitaron a sumarse no ya a toda la comunidad educativa, sino a toda la sociedad, “para defender la escuela pública y los servicios públicos en general”.

La Plataforma por la Escuela Pública también denunció la complicada situación económica que atraviesan algunos centros educativos porque la Junta ha retrasado y reducido los pagos que debe hacerles; según indicaron, en algunos colegios ya no hay dinero para encender la calefacción y los alumnos están pasando frío en las aulas; concretamente, pusieron el ejemplo de Santa María la Real de Nieva.

También denunciaron que el incremento de la jornada del profesorado hasta las 37 horas y media supone la pérdida de 1.300 puestos de trabajo, además de la reducción de las clases de apoyo y refuerzo; asimismo, criticaron que la congelación salarial ha hecho perder a los docentes doce puntos de poder adquisitivo en los tres últimos años, se opusieron a la congelación de la oferta de empleo público y denunciaron que el céntimo sanitario afectará especialmente a los profesores itinerantes.

Otra de las denuncias realizada por los integrantes de la Plataforma es el mantenimiento de conciertos con centros privados cuando, según señalan, hay plazas libres en centros públicos cercanos. “En teoría, los conciertos están supeditados a que los centros públicos no puedan cubrir todas las necesidades educativas, pero en Segovia hay actualmente más de mil plazas libres en colegios públicos, de manera que no son necesarios los conciertos con centros privados, que además son religiosos”, subrayaron desde la Plataforma.

FuenteA.S.R. 
Compartir