La ONU abandona a Palestina

El Reino Unido, Francia y Colombia se abstendrán en la votación del Consejo de Seguridad que decide la adhesión del territorio musulmán como Estado miembro de pleno derecho

La admisión de Palestina como miembro permanente de la Unesco el pasado lunes no ha abierto el camino para que suceda lo mismo en la ONU. Y es que el Reino Unido, Francia y Colombia anunciaron ayer que se abstendrán en la votación en la que se decidirá si el territorio árabe se adhiere a las Naciones Unidas como Estado de pleno derecho.

Aunque desde un punto de vista práctico esto no es relevante, puesto que Estados Unidos ya había dejado claro que ejercerá su poder de veto para impedir que esta región forme parte de la organización internacional, sí tiene una importancia política y moral, porque los ciudadanos musulmanes quieren demostrar que pueden aislar a EEUU consiguiendo el respaldo de la mayoría de los 15 representantes del Consejo.

El líder de la ANP, Abu Mazen, presentó la solicitud ante el estamento el pasado 23 de septiembre y se espera que un comité presente su informe al respecto la próxima semana y, posteriormente, se realice la votación pertinente.

En principio, Londres y París apoyan la creación del Estado musulmán, pero también han expresado en los últimos días su preocupación por la posibilidad de que la iniciativa de Mazen haga más difícil la reanudación del proceso de paz con Israel.

Mientras el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, explicará su decisión en el Parlamento el próximo miércoles, un portavoz diplomático galo explicó que el Elíseo mantiene su posición de que Palestina acceda al estatus de observador de la ONU, lo que «sería una etapa suplementaria hacia su admisión plena». «Ésa sería una opción realista» que permitiría «hacer progresar la existencia internacional de ese territorio árabe en la perspectiva de una solución al conflicto con Israel», agregó el representante francés.

Mientras tanto, los palestinos expresaron su malestar y aseguraron que no aceptarán «nada que no sea su entrada» como miembro de pleno derecho en la ONU. Además, el ministro de Exteriores, Riad al Malki, denunció que no quieren que se les eleve el estatus al de país observador y aclaró que, tras la entrada en la Unesco, la ANP no pedirá su inclusión en otras agencias de Naciones Unidas.

«No queremos, tras todas estas luchas, sacrificios y esfuerzos por el pueblo palestino, aceptar ser observador. No aceptaremos menos de lo que merecemos: ser pleno Estado miembro», afirmó.

Por otro lado, Abu Mazen ordenó a su Ejército que estén alerta ante los intentos por parte de Israel de aumentar las tensiones en la región.

FuenteAGENCIAS 
Compartir