Netanyahu juega con la paz

El Gobierno israelí apoya la propuesta del Cuarteto de Madrid para retomar el diálogo con Palestina, pero pone en jaque las negociaciones con la aprobación de nuevos asentamientos

Cuando Israel da una de cal, también da otra de arena. Así, ayer mostró su total conformidad de retomar las conversaciones de paz con Palestina, aunque horas antes había anunciado un polémico plan urbanístico por el que aprobaba construir 1.100 viviendas en la zona ocupada de Jerusalén.

Los nuevos asentamientos fueron mal recibidos en el ámbito musulmán, que censuró que el Gobierno hebreo había dado «1.100 noes» a la iniciativa del Cuarteto de Madrid (formado por Estados Unidos, la UE, Rusia y la ONU) a iniciar las negociaciones en Oriente Próximo en el plazo de un mes, si bien el primer ministro judío, Benjamín Netanyahu, reiteró su apuesta por un diálogo que podría ayudar a la declaración de un Estado palestino en 2012.

La propuesta del Cuarteto se inspira en una idea del presidente francés, Nicolas Sarkozy, antes de comenzar la Asamblea General de la ONU con la que trataba de encontrar una salida a la encrucijada diplomática creada por la petición árabe, a la que se oponen EEUU, Israel y varios Ejecutivos europeos.

Mientras, la petición de que el territorio musulmán ingrese en Naciones Unidas avanzó ayer un nuevo paso con la decisión del Consejo de Seguridad de reenviarla al comité de nuevas adhesiones, donde será analizada mañana.

«El proceso está avanzando poco a poco», aseguró el portavoz de Ramala Riyad Mansur, que también aprovechó para apelar a la «responsabilidad» de los 15 miembros que decidirán la admisión.

Se trata de una clara referencia a Washington, cuyo presidente, Barack Obama, ya ha anunciado que vetará la solicitud de Abu Mazen, porque considera que la mejor vía para llegar a la creación del Estado palestino son las negociaciones directas con Israel.

FuenteAGENCIAS  NUEVA YORK
Compartir