Arriba el telón

El Teatro Juan Bravo acogerá esta tarde el espectáculo inaugural, con La máquina real, aunque las funciones comienzan esta misma mañana

El Teatro Juan Bravo alzará el telón esta tarde, a las ocho y media, para dar paso a la inauguración oficial de la vigésimo quinta edición del Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia, Titirimundi 2011. La compañía La máquina real, que recrea el teatro de títeres que se hacía en los siglos XVII y XVIII ofrecerá una obra de Lope de Vega, “Lo fingido verdadero”.

Sin embargo, los espectáculos de esta edición de las bodas de plata del festival de títeres más importante de España comienzan antes, esta misma mañana, con la doble sesión que ofrecerán en la Plaza de San Martín los chilenos Vagabundo, con una casa encantada en la que el protagonista tendrá que afrontar sus miedos.

Ya por la tarde, actuarán en algunos de los puntos más céntricos de la capital, como la Plaza Mayor, San Martín o la Calle Real, otras cuatro compañías: los españoles Periplo, con una parodia de Los Beatles; los franceses Les Zanimos y su simpática domadora de frutas; los también franceses Beau Geste, que combinan danza y teatro visual; y Delit de façade, otra compañía francesa con una curiosa propuesta, que convierte a los espectadores en mirones de lo que sucede en el interior de un edificio.

En el patio de Abraham Senneor, La tête de Pioche, canadienses, con el espectáculo “Los alegres carniceros”, dos vendedores de perritos calientes que organizan una delirante fiesta con salchichas, en un espectáculo basado en “L’Equarrisage pour tous”, de Boris Vian.

Tras la jornada de apertura, hasta el próximo lunes 16 de mayo, miles de personas disfrutarán de un Titirimundi concentrado en cinco días, con 361 funciones, 190 de las cuales se representarán en Segovia capital, en cuyas plazas, calles, patios históricos, iglesias y teatros (29 espacios en total) se darán cita, de forma intensiva, 40 compañías de 16 países (Alemania, Argentina, Bélgica, Burkina Fasso, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Francia, Guinea Bissau, Irlanda, Italia, Japón, Níger, Reino Unido y Suiza).

De las 361 funciones, 190 tendrán lugar en Segovia, 63 en el resto de Castilla y León y 85 en Madrid y el resto de esta Comunidad Autónoma. Además, el Centro Dramático Nacional celebra el 25 aniversario de Titirimundi con doce compañías distintas y 60 representaciones en su sede madrileña.

Según destacaba en la presentación el director de Titirimundi, Julio Michel, el festival es sobre todo una fiesta popular, que este año va a tener más espectáculos callejeros, especialmente el fin de semana, 14 y 15 de mayo. Michel también destacó como novedad importante la producción por parte del festival de un espectáculo propio, el estreno de un montaje de títeres sobre la Leyenda del Acueducto, que se podrá ver el viernes y el sábado, a partir de las diez y cuarto de la noche, en el Azoguejo.

Como en otras ediciones de Titirimundi, hay un gran abanico de espectáculos, para todas las edades y todos los gustos, desde los montajes más tradicionales a los más vanguardistas. La venta de entradas para las sesiones previstas en teatros o salas está teniendo una gran respuesta, y para algunos espectáculos las entradas se encuentran ya agotadas.

Entre los espectáculos más destacados, el estreno mundial de “El EnmaZcarado”, de la compañía argentino-chilena El Chonchón, el sábado y el domingo en La Alhóndiga; “Los viajes de Atalanta”, de Gioco Vita, el domingo en San Juan de los Caballeros; los japoneses Kakashi-Za, el domingo en el Juan Bravo o la vanguardista Macarena recuerda, también el domingo, en La Cárcel.

En los patios y en las calles, la oferta será muy amplia en los espacios más céntricos de la capital, con propuestas para toda la familia. Niños y mayores podrán disfrutar de viejos conocidos, como Rod Burnett, Salvatore Gatto o El circo de las pulgas y de compañías nuevas en Segovia como Delit de façade o Teatro Necessario, entre muchas otras.

HOY RECOMENDAMOS

Lo fingido verdadero, de La máquina real

El espectáculo que abre Titirimundi 2001, esta tarde, a las ocho y media, en el Teatro Juan Bravo, huele a Historia. En los siglos XVII y XVIII se conocía como compañía de la ‘máquina real’ a aquellos que representaban en los corrales de comedias espectáculos realizados con títeres, que en su estructura eran semejantes a los de las propias compañías de actores.

Esta compañía conquense ha adoptado ese nombre de ‘máquina real’ y trae a Segovia su primer proyecto, “Lo fingido verdadero”, una tragicomedia de Lope de Vega, escrita en 1608. La obra aborda la verdad y la mentira en la vida y el teatro, con cinco actores manipuladores jugando al límite entre lo real y lo imaginario en una máquina teatral reproducción de las del siglo XVII.

FuenteANA SAN ROMUALDO 
Compartir