La Pinilla y Navacerrada estrenan temporada este puente festivo

La estación de Cerezo de Arriba ofreció ayer una superficie esquiable de 18,3 kilómetros, mientras que el complejo cercano a La Granja prevé abrir hoy casi todas sus pistas

Las estaciones de esquí de La Pinilla y Navacerrada estrenan este puente festivo la temporada invernal con la apertura de sus instalaciones a todos los aficionados al esquí de la zona centro del país. Las condiciones meteorológicas son favorables y la nieve caída en los últimos días en la provincia, así como las bajas temperaturas, han permitido tener todo preparado para este fin de semana.

La Pinilla abrió sus puertas ayer con más de 18 kilómetros de superficie esquiable, de nieve en polvo, con un espesor de 40 centímetros. Para hoy se espera mantener, al menos, las mismas pistas abiertas e incluso aumentar la zona de esquí.

La estación de La Pinilla, considerada como una de las mejores del Sistema Central, se ha marcado de nuevo este año como objetivo los 100.000 esquiadores a lo largo de toda la temporada. Con cerca de 22 kilómetros de pistas, ahora podrá vender un “producto integral”, que va desde los remontes hasta el alojamiento, ya que este año inaugurará el hotel de la estación.

El gerente de La Pinilla, Ramón Valle, aseguraba hace unos días a esta redacción que “esta estación no está tan masificada como otros destinos; además, es lo más parecido que existe en el centro de España a una estación de esquí alpino”.

La estación de Navacerrada inicia hoy la temporada y la intención de sus responsables es poner a disposición de los aficionados toda la superficie esquiable, unos 7,5 kilómetros. La nieve presentaba ayer un espesor entre 20 y 50 centímetros, según las zonas.

El director técnico de Navacerrada, José Luis González, explicó que las previsiones meteorológicas son buenas hasta el próximo lunes, “cuando se espera un frente cálido que traerá lluvia”, lo que empeorará las condiciones de la nieve.

En esta campaña, Navacerrada presentará varias novedades, como una nueva pista roja, denominada Guarramillas I. Además, se quiere instalar un nuevo tapiz para debutantes, en la parte baja de las instalaciones, y la tercera novedad será un nuevo cañón de nieve artificial, de baja presión, con capacidad para producir cerca de 30 metros cúbicos a la hora.

En cuanto al número de aficionado que esperan en la presente campaña, José Luis González afirmó que el reto es duplicar la cifra del año pasado, que se elevó a unos 40.000.

Otro de los objetivos de la estación de Navacerrada, de cara a próximos años, es recuperar otras pistas, hasta llegar a 18 kilómetros de recorrido. “Queremos devolver a la estación el esplendor que tuvo en los años 80”, asegura su responsable.

En relación a las estaciones de esquí de Castilla y León, en Salamanca, La Covatilla inició ayer su décima temporada y el objetio es cerrar en el mesde abril con la visita de unos cien mil esquiadores. Alberto Segade, responsable de la empresa Gecobesa, que gestiona la estación, explicó ayer a la agencia Efe que, de cara al puente festivo, “la previsión es tener abierto 12,5 kilómetros de pistas esquiables”.

Las estaciones de esquí de la provincia de León, San Isidro y Leitariegos, ofrecerán este puente de la Constitución un total de 22,5 kilómetros esquiables, aunque el tiempo condicionará la apertura de ambos complejos invernales.

Según informó la agencia Ical, la estación de esquí de San Isidro dispondrá de 16 kilómetros repartidos en 17 pistas, cuatro verdes, cuatro azules, ocho rojas y una negra. La estación cuenta con nieve en polvo con espesores de entre 20 y 50 centímetros y se habilitarán once remontes.

En el complejo de Leitariegos, donde la nieve acumula espesores de entre 25 y 80 centímetros con nieve en polvo, habrá a disposición de los esquiadores un total de 5,5 kilómetros.

FuenteJUANA HITA 
Compartir