La fiesta en honor a la Virgen del Castillo se dedicó ayer a los difuntos

Los vecinos inician hoy el regreso de la imagen con su ‘Bajada’ desde la ermita

El recuerdo a los difuntos que este año no han podido participar en la fiesta de la Virgen del Castillo centró ayer los actos religiosos en Bernardos. La ceremonia, que tuvo lugar en la ermita, contó con la presencia del obispo de la Diócesis, Ángel Rubio Castro.

En ella se tuvo un recuerdo especial a los difuntos, por lo que la jornada estuvo marcada por un ambiente cargado de emotividad, según explicó el alcalde de Bernardos, Jesús Pastor.

Ya por la tarde se desarrolló una procesión con la imagen de la patrona alrededor de la ermita. En el mismo emplazamiento se desarrollaron varias actuaciones de danzantes con los integrantes de los diversos grupos que se han formado en décadas anteriores.

En cuanto a los actos de traslado de la Virgen, la jornada del lunes fue de transición en el sentido de que ayer se preparó el regreso de la imagen, que está previsto para las 19:30 horas de hoy martes.

programación. Los actos de hoy arrancan por la mañana con una nueva celebración eucarística en la ermita, y posterior exhibición del grupo de paloteo.

Por la tarde, tras la misa, arrancará el traslado de la imagen en dirección al pueblo. En total se recorrerán los tres kilómetros de distancia, aunque se espera que se tarden en torno a 18 horas en cubrir todo el trayecto.

De hecho se han preparado en torno a 2.000 velas en el pueblo para que a la llegada de la Virgen al pueblo, , en la madrugada del miércoles, se apague la iluminación artificial y quede únicamente la luz de las candelas.

Para avisar a los vecinos de la entrada de la Virgen al pueblo por la calle del Castillo, donde se encuentra el primer arco, se tocarán las campanas de la iglesia. De este modo, se prevé el final del recorrido para la mediodía del miércoles, momento en que se colocará la imagen en su lugar, hasta dentro de otros diez años, en 2020.

FuenteF. Descalzo 
Compartir