De nombre, almendro

Alumnos del CRA de La Lastrilla plantaron cerca de 60 almendros en el ‘cordel de La Ladera’ con motivo del Día del Árbol

Dice el director del Centro Rural Agrupado (CRA) de La Lastrilla, José Alberto Verdugo, que el viajero que llega a Segovia descubre si ya es primavera mirando los almendros existentes en las laderas de este pueblo, “puerta de entrada” a la ciudad.

En el CRA de La Lastrilla se tiene especial cariño a esta especie, el almendro, que se espera de nombre, a no mucho tardar, al centro educativo. No resultó extraño, pues, que con motivo del Día del Árbol los alumnos del colegio salieran a sus inmediaciones, al ‘Cordel de la Ladera’, a plantar cerca de 60 almendros, ayudados por las expertas manos de un grupo de agentes medioambientales de la Junta.

Previamente a la plantación, según explicó Verdugo, los escolares habían trabajado, en la última semana, temas relativos al medio ambiente y, ya ayer, el grupo “Sacabocaos” puso en escena la obra “La magia de los árboles”, donde se mezclan la magia y los malabares con el humor, dejando después paso a los propios alumnos, quienes cantaron y leyeron un ramillete de poesías relacionadas con los árboles.

“Esta actuación (una plantación de árboles) es una de las más bonitas que se pueden hacer en un centro escolar”, defendió el delegado territorial de la Junta, Luciano Municio, quien quiso resaltar el aspecto didáctico de la actividad, subrayando la conveniencia de que los más pequeños se impliquen desde la escuela en el cuidado del medio ambiente.

Municio, acompañado en el acto por el alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, y la jefa del Servicio Territorial de Medio Ambiente, María Dolores Ferri, quiso también recordar las actuaciones que realiza la Junta para la conservación de los montes de utilidad pública en la provincia, señalando que la Administración Regional dedica múltiples partidas para su limpieza, una labor que permite que se encuentren en buen estado, como el pinar de Navafría, al que consideró “modélico” por su gestión.

FuenteG. H. 
Compartir